Estudio demuestra que un desayuno proteínico controla el apetito

Si no quieres pasar hambre durante el día, no tomes un desayuno liviano, prefiere alimentos con proteínas como huevos, carnes o frutos secos.

Si estás en plan de bajar de peso y no quieres pasar hambre durante el día, un buen desayuno es fundamental para cumplir tu objetivo y comer menos.

La Universidad de Missouri realizó un estudio que reveló que para perder algunos kilos, un paso clave es incluir muchas proteínas en tu primera comida. Según esto podrías abandonar el yogurt con frutas o el té con una tostada y cambiarlos por alimentos que regulan las señales cerebrales de la ansiedad y ayudan a controlar el apetito, como huevos, carnes, frutos secos, legumbre y cereales.

El estudio consistió en hacer un análisis y seguimiento de tres grupos de individuos. El desayuno del primer grupo era de 350 calorías con un 15% de proteínas, el del segundo grupo era también de 350 calorías, pero más rico en proteínas (un 40%) y el tercer grupo simplemente no tomaba desayuno. Se examinaron las hormonas relacionadas a la ansiedad, realizándoles resonancias magnéticas que detectaban patrones de activación cerebral, y se descubrió que sus patrones de alimentación eran diferentes. Los que tomaban el desayuno con más proteínas comían menos durante le día y mejoraban las señales de control del apetito.

Esto se debería a que en general el cuerpo se demora más en procesar las proteínas (por ser moléculas complejas), lo que ayuda a la saciedad y, a la vez, aumenta el gasto energético.

 

Vía La Tercera