¿Atleta? Qué deberías comer antes de una competición

¿Qué deberían comer un atleta antes y durante una competición?

Durante la competición, sobre todo si ésta se realiza fuera del ambiente habitual, ha de cuidarse la comida, sin abusar de snaks, mariscos y alimentos muy especiados, que pueden provocar trastornos intestinales. También ha de cuidarse la higiene de los alimentos, comiendo siempre en lugares que merezcan nuestra confianza.

Antes de la competición la comida ha de ser ligera, rica en carbohidratos y líquidos, y al menos 2 a 3 horas antes de la competición, y reposar tras la comida.

Hay deportistas que se siente incapaces de tomar alimentos debido al estado de nervios antes de la competición. Este tipo de personas pueden tomar excepcionalmente preparados farmacéuticos ricos en nutrientes (como ceregumil, o batidos tipo biomanal), pero nunca, lógicamente, justo antes de la competición.

Durante la competición, si dura varias horas, es necesario tomar periódicamente líquidos y carbohidratos, y estos últimos preferiblemente en forma de feculentos.

En cualquier caso el beneficio de los carbohidratos tomados durante el ejercicio solo se hace patente si éste es muy intenso o dura más de dos horas.

Como hemos indicado no es conveniente la ingestión de azucares sencillos durante la competición si se toman ha de ser en pequeña cantidad, para evitar picos glucémicos y la correspondiente descarga de insulina. Además ha de tenerse en cuenta, que en gran cantidad bloquea la absorción intestinal de agua.

La fructosa si bien no incide sobre la glucemia ni producción de insulina, provoca también bloqueo de la absorción de agua y su efectividad como reponedora de glucógeno no es grande.