Qué otras bebidas sirven para acompañar las comidas

Cuando no queremos beber alcohol ni bebidas gaseosas, ¿qué otras alternativas tenemos? Acá te dejamos algunas ideas de infusiones, té y aguas saborizadas.

Para quienes quieren probar bebidas más sanas que una gaseosa a la hora de almuerzo o cena, pueden probar con algunas de estas propuestas. Aquí hay algunas ideas para hacer aguas saborizadas, infusiones, jugos y distintos tipos de té que van bien con las comidas.

Rooibos

No es técnicamente un té, pues son trozos de corteza de un árbol sudafricano las que se infusionan, por lo tanto, es una bebida libre de cafeína. Su sabor floral, es perfecto para acompañar comidas livianas. Se puede servir tibio o frío.

Michelada sin alcohol

Esta bebida refrescante y salada viene muy bien con las comidas condimentadas, como la mexicana. Se puede elaborar con cerveza sin alcohol, agregándole jugo de limón natural, un poco de tabasco y si quieres más consistencia un poco de jugos de tomate y carne. Recuerda que el borde del vaso debe ir embetunado en sal, antes de comenzar a preparar la bebida. Algunas personas lo hacen con una base de té.

Sangría sin alcohol

Esta versión de este trago español, queda como un rico ponche de frutas. Para hacerlo necesitas jugo de granada, té negro y alguna fruta fresca cortada en cuadritos, puede ser manzana o bien rodajas de naranjas.

Aguas cítricas

Mucho más entretenidas que el agua sola e igual de frescas. Puedes crear aguas saborizadas con cáscaras de cítricos como naranja o limón. Lo único es que debes dejar infusionar las cáscaras en un poco de agua caliente, y doblarlas, antes de ponerlas en el agua. Así será más fácil que suelten sus aceites esenciales y aromas. Luego que hayas hecho la infusión, llenas el jarro con agua helada y hielo.

Té verde con menta

Esta mezcla es una de esas parejas perfectas, al suave amargor del té junto con el aporte refrescante y un poco dulce de las hojas de menta, hacen que esta bebida vaya muy bien con las comidas, pues limpia el paladar. En general la proporción es de ocho tazas de té verde con un puñado de hojas de menta y una cáscara de naranja, deja reposar esta infusión toda la noche y sirve al otro día fresca.

 

Fuente: “10 more non alcoholic drinks to have with a meal” (The Kitchen)