New York Burger en Madrid

Hoy Ana nos lleva a cenar hamburguesas a uno de los mejores locales de Madrid, el New York Burger.

¡Hola a todos! Este fin de semana hemos salido a cenar con nuestros amigos y hoy quiero hablaros del sitio al que fuimos.
No sé si alguno de vosotros ha visto la serie de televisión “Cómo conocí a vuestra madre”; pero en ella uno de los protagonistas, Marshall, está obsesionado con encontrar la hamburguesa perfecta, en su caso la mejor hamburguesa de Nueva York. Pues algo parecido me pasa a mí, bueno, y a aluno de mis amigos, somos auténticos fans de las hamburguesas y nos gusta ir a cada sitio al que nos dicen o leemos que tienen las “mejores hamburguesas de la ciudad” ¡porque eso hay que comprobarlo! La última noticia era que estaban en el restaurante “New York Burger” de Madrid.

Nosotros fuimos al que tienen en la Calle de Recoletos 4. La localización inmejorable, en una de las zonas más bonitas, con más encanto y más animadas de Madrid. Por fuera el local es discreto, no llama nada la atención, pero nada más entrar la cosa cambia. Es muy amplio, bastante bonito, con una luz muy agradable, diseño sencillo pero muy muy actual. Nos encantó. Y había mucho ambiente, tenían el local lleno. Como llegamos pronto nos tomamos, muy a gusto, unas cervezas en la amplísima barra que nada más entrar nos recibía.

interiorbarranyburger660x550.jpg

Pasamos a la mesa. En cuanto al menaje, todo muy básico y sencillo, muy típico de un dinner americano. Enseguida nos trajeron la carta, en la que encontramos nueve diferentes entrantes a elegir. Nosotros pedimos los New York nachos, jalapeños rellenos de queso cheddar con salsa honey mustard y unos fingers de pollo.

fingersdepollo660x550.jpg

Lo primero en llegar fueron los fingers de pollo. La verdad es que estaban buenos y la salsa de mostaza dulce era perfecta para acompañarlos. Un entrante que en este tipo de restaurantes casi nunca falla.

Lo siguiente fueron los jalapeños rellenos de queso, estaban muy ricos aunque he de decir que tanto el queso como el rebozado eran muy industriales.

nachos660x550-1.jpg

Y por último llegaron los New York nachos, no eran muy buenos, estaban blandos y sosos, tenían muy poco queso y no parecían estar preparados con mucho mimo. No eran malísimos, pero no los volvería a pedir.

Como pudimos comprobar, los entrantes no son el fuerte de New York Burguer, pero bueno, lo bueno (y a lo que íbamos) estaba por
llegar. Las hamburguesas te las puedes hacer prácticamente “a medida”, y te ofrecen las siguientes opciones:

  • Tamaño: 160gr, 250gr, 350gr y 500gr.
  • Tipo de pan: tradicional, de amapola, foccacia y sin gluten.
  • Guarnición: patatas fritas, patata al horno con salsa a elegir, ensalada de col o ensalada de lechuga tomate y cebolla.
  • Punto de la carne
  • Extras: gran variedad de quesos a elegir, productos de la huerta y otros tales como huevo frito, bacon, frijol o salsa barbacoa

hamburguesabronx660x550.jpg

Todo esto además de los veintidós diferentes y variados tipos de hamburguesas ya diseñados por ellos y que a simple vista son todos muy apetecibles.

Esta fue nuestra elección; pedimos un sándwich Martin Scorcesse (filete de pechuga de pollo a la brasa, queso mozzarella y tomate) con patata asada con mantequilla, dos hamburguesas Bronx (queso cheddar, guacamole, bacon crujiente, tomate y cebolla roja) una de ellas de 500gr, y las dos con pan tradicional, pedimos también una hamburguesa Harlem (huevo frito, tomate, lechuga y cebolla roja) con pan tradicional y por último dos Manhattan (queso cheddar, lechuga, tomate y cebolla roja) una con pan tradicional y otra con pan de amapola.

hamburguesaharlem660x550.jpg

Rápidamente llegan a nuestra mesa, sin apenas esperar tras los entrantes, cosa que es de agradecer. La presentación muy típica, nada elaborada, más bien basta pero tratándose de una hamburguesa se puede pasar por alto. Damos todos nuestros primeros y ansiados bocados y la opinión general parece unánime: no están nada mal, no son las mejores, pero no están mal. Lo mejor el sabor, es exacto a al que te prometen en el encabezado de la carta, “asada en horno de carbón, lo que le otorga un sabor muy especial”, y el punto de la carne muy conseguido. Los demás ingredientes, nada del otro mundo, aunque el balance es bueno.

hamburguesamanhattan660x550.jpg

Y por último, pedimos dos postres para compartir, un brownie y una tarta de queso. Sin duda lo peor, muy malos y totalmente industriales. Pero bueno el caso era rematar la faena con un dulce.

¡Ah! otra cosa, esta para los más cafeteros, os tendréis que tomar el café en otro lugar ya que en New York Burguer no lo sirven. Es el típico truco para dar más rotación a las mesas, y lo entiendo, porque teniendo en cuenta el ajustado precio, y la cantidad de personal y la ubicación del local, sino dan varios turnos a cada mesa, las cuentas no salen.

En resumen, aunque esperábamos algo mucho mejor porque nos lo habían pintado como ”lo más de lo más” en cuanto a hamburguesas se refiere, sí es un sitio recomendable, porque, al fin y al cabo, las hamburguesas, hamburguesas son, siempre suelen estar buenas. Además, al compararlo con otros sitios a los que he ido a comer hamburguesas últimamente, sin duda, éste está entre los mejores.

Por cierto, el precio nos pareció sin duda lo mejor de la noche, ya que tomamos bastantes cervezas, un par de copas de vino y unos cuantos refrescos, y la cuenta fue más que aceptable.

Sí alguno de vosotros ya lo conocíais u os animáis a ir, me encantaría conocer vuestra opinión.

¡Hasta la semana que viene!