Un buen plan para cenar en casa con amigos

Ana nos cuenta en su columna de hoy una idea fantástica para hacer una cena con amigos. No os la queremos destripar, así que a leer. Eso sí, va de tapas y pintxos.

Este fin de semana durante una cena con unos amigos se nos ocurrió un plan muy original, divertido y económico, para hacer el próximo día que nos viésemos. Y por supuesto quiero compartirlo con vosotros.

La idea surgió por dos motivos principalmente, el primero fue porque, aunque nos guste mucho salir por ahí a cenar y descubrir nuevos sitios, nos dejamos al final un dineral y con los tiempos que corren hay que cortarse un poco. Así que llegamos a la conclusión de que hay que organizar más cenas en casas. Y precisamente por esto surge el motivo número dos; como hacía mucho tiempo que no les invitaba a casa y ya que había sacado yo el tema, las papeletas estaban repartidas… la idea sí o sí se llevaría a cabo en mi casa.

El plan: ¡Un concurso de PINCHOS!

Durante toda la cena estuvimos pensando en cómo hacerlo para que saliese todo perfecto y sobre todo para que la diversión estuviera asegurada. Había que establecer unas bases, así que bolígrafo en mano y servilleta en mesa empezamos a escribir:

Fundamento:

  • Cada invitado/pareja presentará 2 pinchos diferentes. Deberá preparar tantos pinchos cómo número de invitados.

Mecánica:

  • Los pinchos se elaborarán en la casa donde se realice el concurso.
  • Se podrán llevar ingredientes previamente cocinados, preparados o elaborados ya que en la casa sólo se podrán utilizar horno, microondas y soplete. También se podrá llevar cualquier tipo de decoración que cada uno considere necesaria.
  • La casa en dónde se celebre el concurso proporcionará tanto el material necesario para la elaboración, cómo ingredientes básicos (aceite, vinagre, sal, especias varias, limón. . .) Y por supuesto la bebida.
  • Los pinchos deberán tener una cuidada y elaborada presentación.
  • Los motivos u orígenes de cada pincho serán de libre elección.
  • Cada pincho deberá ser presentado y explicado (esto es lo más divertido…).

Puntuación y premios:

  • Todos los invitados votan. Quedando prohibido votarse a uno mismo.
  • Se puntuará del 1 al 10, siendo 1 incomible y 10 excelente, la historia de cada pincho, el aspecto o presentación, la sofisticación y, por último, el sabor.
  • El premio será a determinar en cada caso. Aunque en nuestro caso haremos un fondo común, que dependiendo del número de invitados será mayor o menor. Habíamos pensado en una buena botella (de vino, ginebra, etc.), un foie, o algún buen detalle.

Estas normas o bases las recibirá cada invitado personalmente y deberá cumplirlas a rajatabla.

¿Qué os parece? A mí, ¡un planazo! Y por eso ya estoy pensando en qué preparar. Aunque tengo ya algunas ideas e ingredientes en mente, he estado investigando por Internet para ver si me inspiro y me hago con el premio.

Os dejo algunos de los pinchos que más me han gustado:

– Escalivada de verduras al horno con ventresca de atún blanco y antxoa doble cero del Cantábrico en Foodspotting. Un clásico, riquísimo y fácil de preparar.
– Pintxo blanco balmaseda en De pinchos. Un bocado perfecto.
– Tartaleta de pato al calvados en Pintxo a Pintxo. Mmmmmmm
– Txupa Txu de Bacalao al pilpil en Bar Zeruko.

Cuántas posibilidades y que difícil elegir. Haré fotos de todos los pinchos para enseñároslas y comentaros como salió todo. ¡Espero que os haya encantado el plan! Y ahora os lanzo un reto, ¿Cómo lo haríais vosotros?