No más aceiteras en restaurantes

Una nueva normativa exigirá una nueva botella no reutilizable y un nuevo etiquetado.

Es una figura casi mítica en cualquier mesa española, en especial en la de los bares de menú del día, y está a punto de desaparecer. Os estoy hablando de las aceiteras ya que la UE quiere mejorar la información sobre el producto obligando a ofrecer a los clientes botellas etiquetadas y no reutilizables.

De momento solo es algo que tienen previsto realizar para su aplicación a partir del 1 de enero de 2014. Pero es algo que muchos productores de Aceite de Oliva Virgen Extra venían pidiendo desde hace mucho tiempo. En especial, no solo porque el aceite se conserva mejor, si no porque así se evitan fraudes y se informa mejor al consumidor, al cliente final del aceite.

Las botellas que se utilicen, además de no ser reutilizables (si no, sería una tontería el hecho de quitar una aceitera para poner una botella que se rellene), las etiquetas deberán indicar de manera más visible y fácil de leer que ahora, la denominación del producto y su origen.

Para no utilizar botellas rellenables se piensa que la alternativa serían envases monodosis o botellas etiquetadas, como se hace con las bebidas. También se prevé aumentar los controles de calidad que los países deberan hacer, cuyos resultados deberán remitirse a Bruselas.

Vía 7 Caníbales