Receta de pizza de sobrasada y Arzúa Ulloa

Hoy os traemos una pizza realmente rica. Hemos cambiado el queso y añadido una sobrasada muy buena. Así que no os la perdáis.

Hoy mezclamos Baleares y Galicia en una receta italiana. Así que curiosa receta de pizza de sobrasada y Arzúa Ulloa que nos ha salido, pero es que es una de mis recetas de pizza favoritas. Bueno, realmente me parece que el queso por excelencia para las pizzas debería ser el queso gallego Arzúa Ulloa. Queda realmente increíble, se derrite como ninguno y además el sabor ligeramente ácido (pero suave) está muy rico.

Después por otro lado le hemos puesto un poco de sobrasada. Solo un poco, como veis en la foto, en el horno soltará toda la grasa y la pizza se inunda de su aroma. Así que no hay que poner demasiado porque si no será peor por ese mismo motivo, habrá demasiada grasa en la pizza.

Tiempo de elaboración | 2 horas
Dificultad | Media

Ingredientes

250 g de harina
140 ml de agua tibia
15 ml de aceite de oliva
3 g de levadura de panadería instantanea (10 g de levadura fresca)
100 g de queso de Arzúa Ulloa
50 g de sobrasada ibérica
75 g de mozzarella
4 cucharadas de salsa de tomate
Sal

Cómo hacer una pizza marinera de anchoas

Empezamos con la masa. Mezclamos todos los ingredientes de la masa: harina, sal, agua, aceite y la levadura. Después amasamos unos 5-10 minutos con energía y dejamos fermentar hasta que doble el tamaño.

pizza1-2.jpg

Desinflamos un poco la masa dándole palmadas y le damos forma sobre la mesa con un poco de semolina o harina. Lo mejor es hacerlo poco a poco, aplastando y estirando a la vez, vuelta a vuelta.

pizza2-1.jpg

Por último ponemos los ingredientes. Tomate, un poco de albaha picada, el queso cortado en trozos, y la sobrasada repartida en unos montoncitos. Metemos al horno entre 230 y 250 ºC y entre 7 y 10 minutos.

pizzasobrasada3.jpg

Consejos y sugerencias

Recetas de pizzas hay muchas, muchísimas, infinitas. Y la verdad que lo mejor es combinar todos los ingredientes que se os ocurran, pero cambiar el queso de vez en cuando abre un mundo de posibilidades a la pizza. Hay muchos quesos que son increíbles y que dan mucho más juego que la mozzarella.