Cómo hacer un caldo para sopa

Aprende a hacer un caldo para múltiples elaboraciones: sopas, consomés, etc.

Hoy os traigo una receta para calentar el alma los días más fríos del invierno. Se trata de un caldo, una receta multiusos. Y es que nos sirve tanto como para tener un caldo que aprovechar, por ejemplo para hacer arroces, como un caldo para hacer sopas.

La receta es muy sencilla, pero lo importante es que os quedéis con la clave de que podéis utilizar más hortalizas y verduras diferentes y de esa forma conseguir sabores y aromas diferentes en cada ocasión.

Tiempo de elaboración | 1 hora
Dificultad | Fácil
Personas | 4

Ingredientes

  • 2 puerros
  • 1 rama de apio verde
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 zanahorias
  • 1 nabo
  • 2 caparazones de pollo
  • Agua

Cómo hacer un caldo de pollo

Empezaremos haciendo el fondo del caldo, es decir preparamos los ingredientes, los limpiamos y troceamos en el caso de las hortalizas. Y limpiamos y quitamos la grasa posible de los huesos y cáscaras que utilicemos. Después los sumergimos en agua fría y lo ponemos a cocer.

caldo1.jpg

Cuando empiece a hervir irá saliendo la suciedad de la verdura, la grasa de los huesos y demás impurezas. Limpiamos constantemente el caldo por encima y dejamos hervir a fuego lento unos 45 minutos.

caldo2.jpg

caldo3.jpg

Al final colaremos el caldo y lo utilizamos todo le añadimos sal al punto. Si no, lo mejor es guardarlo sin sal para que en el momento que lo vayamos a utilizar sazonar a la vez que se vuelve a calentar el caldo.

Consejos y sugerencias

Hay gente que se piensa que da igual el tiempo que esté cociendo un caldo y no es así. No es lo mismo preparar fondos oscuros con huesos tostados de ternera que preparar un caldo de ave. En el segundo caso el tiempo es muy inferior, si lo cocemos más tiempo el caldo perderá mucho aroma y sabor. Así que mi consejo con esta receta es que no le dejéis cocer mucho más tiempo del necesario.