Estudio sobre la calidad de las hamburguesas españolas

Conoce el nuevo estudio de la OCU en el que pone de manifiesto que los consumidores no sabemos bien qué tipo de carne y cómo son las hamburguesas que compramos.

Hoy nos hemos despertado conociendo los resultados de un estudio que ha llevado a cabo la OCU, Organización de Consumidores y Usuarios, sobre la calidad de las hamburguesas de 20 marcas diferentes. Hamburguesas que se venden en los lineales de los super e hipermercados de España. Y para empezar nos encontramos con que en Eroski y Ahorramás hay restos de ADN de caballo entre la composición de las hamburguesas.

El estudio lo han realizado después de que en Irlanda se difundiera otro estudio en el que aparecían restos de carne de caballo (El País) entre los ingredientes de las hamburguesas frescas envasadas del país. Querían, desde la OCU, comprobar la calidad de las mismas dado que es uno de los preparados que más popularidad están ganando en los últimos años.

Aprovechando la falta o mejor dicho, la escasa legislación que existe al efecto, cada marca realiza diferentes tipos de preparados y en algunos casos se sirven de la denominación “Burger Meat” para poder incorporar ingredientes sin necesidad de aclarar exactamente cuales son los que incorporan. Es un fallo de la legislación que tal vez beneficie a todas las partes implicadas menos a los consumidores.

El estudio que realizaron sobre las hamburguesas contemplaba las pruebas de laboratorio para analizar aspectos como la calidad de la carne, la presencia de aditivos, conservantes, colorantes, potenciadores del sabor, la presencia de antibióticos, la higiene de las muestras, su calidad nutricional, además del análisis de ADN de la carne después de tener conocimiento del estudio citado anteriormente. También se realizó otro estudio por parte de cocineros para ver la calidad de la carne tanto en crudo como a la plancha.

Entre los resultados, la OCU saca sus propias conclusiones. En general un problema de etiquetado, no indican exactamente los ingredientes, porcentajes de carnes, etc. La calidad de la propia carne con muchos tendones, cartílagos que se usan en vez de carne de calidad, exceso de grasa, demasiados aditivos o abuso de sal.

Seguramente por todos estos motivos lo mejor sea hacer una selección de la carne cada uno. Comprar la pieza que más os guste, si es muy magra y no tiene grasa añadir algo de tocino, no pasa nada. Como mucho un 5-10% adicional. Esto hará que sea más jugosa. Y después si os gustan mucho las hamburguesas haceros con una picadora en casa. De esta manera conseguiréis hacer hamburguesas en el momento realmente buenas.

Más información en OCU