Comprueban nuevos beneficios de la cerveza para la salud

La cerveza tiene múltiples beneficios, ahora según un estudio español, también potenciaría el sistema inmunológico.

Nada mejor que escuchar buenas noticias sobre la cerveza y esta vaya si que lo es. Un grupo de científicos españoles ha comprobado que el consumo moderado de esta bebida con alcohol mejora la respuesta inmune del organismo, contra agentes infecciosos.

El estudio fue dado a conocer durante el reciente pasado XIV Congreso de la Sociedad Española de Nutrición celebrado en Zaragoza. Durante todo un mes 57 adultos sanos, entre 25 y 50 años, consumieron cerveza con cuatro a cinco grados de alcohol de forma moderada. Esto quiere decir, 330 ml para mujer y 660 ml para hombre al día.

Al final del estudio del Grupo de Inmunonutrición del Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos y Nutrición de Zaragoza, se demostró que los participantes habían aumentado su nivel de linfocitos T, células que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico. Esto se debería a los más de cien nutrientes que contiene la cerveza, entre el agua, la cebada y el lúpulo.

Los linfocitos T son células que protegen al cuerpo de algunas bacterias, destruyen virus, ayudan a destruir microorganismos invasores y en general, regulan el sistema inmunológico. “Esto quiere decir que el sistema inmunológico está más activado y puede eliminar mejor un patógeno de cualquier tipo, que son los que originan las enfermedades infecciosas”, señalo Ascensión Marcos, directora del grupo de estudio.

Pero eso no es todo. Además, se descubrieron otros efectos positivos sobre el cuerpo humano producto de este consumo regular y moderado de cerveza. Marcos dice que tendría un efecto para evitar las enfermedades cardiovasculares, pues produce un descenso del colesterol “malo” LDL y un aumento del colesterol “bueno” o LDL. También se comprobó que las mujeres especialmente, aumentaron sus niveles de hematíes, hemoglobina y hematocritos, cuya falta provoca anemia, por la ausencia de hierro y vitaminas del grupo B.

Y por último, algo que no deja de ser positivo, no se registró ningún aumento de peso o masa corporal dentro de los participantes del estudio, lo que vienen a confirmar que la cerveza no es súper calórica. Un vaso de 200 ml aporta 90 calorías.

Es importante recalcar según los científicos que todos estos efectos positivos van ligados al consumo moderado (una lata al día para mujeres, dos para los hombres), ya que el exceso de alcohol baja las defensas, los parámetros inmunológicos y aumenta el colesterol y los triglicéridos.

 

Fuente: “El consumo moderado de cerveza mejora el sistema inmunológico” Diario Vasco / EFE