Cómo hacer la masa de los crepés

Aprende a hacer una fácil receta de crepés, panqueques, crêpes, etc., sorpréndeles con el aroma de esta receta explicada paso a paso.

Crepés, Crêpes, Filloas, Panqueques… ¿cuántos nombres existen para una misma elaboración? El caso es que sea como sea el nombre, es prácticamente una única elaboración para hacerlos. Aunque claro está, teniendo tantos nombres, seguro que podemos encontrar recetas para todos los gustos.

En este caso traigo una forma de hacer la masa de los crepés para que queden muy aromáticos, pero se puede, si los queréis menos aromáticos, hacer sin los aromas que les hemos incorporado. Esto es porque también nos pueden servir para hacer otras recetas y no solo comerlos como postres, meriendas o desayunos.

Tiempo de elaboración | 30 min – 1 hora
Dificultad | Fácil
Personas | 5 ó 6

Ingredientes

  • 250 ml de leche
  • 100 g de harina
  • 2 huevos
  • 20 g de azúcar
  • 1 cucharada de licor (cereza, anís, ron, etc.)
  • Ralladura de naranja o limón
  • 25 g de azúcar

Elaboración de crepés

En un recipiente se mezclan todos los ingredientes menos la mantequilla. Una vez bien mezclados, que podemos hacerlo con una batidora perefectamente, lo pasamos por un chino o colador con el objetivo de quitar algún grumo que haya podido quedar, y añadimos la mantequilla fundida.

crepes1.jpg

En una sartén caliente untamos un poco de mantequilla (o aceite o incluso podemos pasar un trozo de tocino pinchado con un tenedor). Añadimos la cantidad suficiente para formar un crepé delgado, dando un movimiento circular a la sartén conseguiremos que se esparza. Hay que hacerlo rápido para conseguir que no cuaje rápido.

crepes2.jpg

Una vez cuajado por un lado, lo notaremos porque se puede despegar fácilmente, le damos la vuelta y dejamos que se dore ligeramente. Retiramos a un plato y repetimos la operación con más masa.

crepes3.jpg

Consejos y sugerencias

Para conseguir una receta de crepés perfecta hay que seguir unos pasos:

La sartén debe estar caliente, untada ligeramente con mantequilla. Si está fría saldrá gordo y se pegará. Si está demasiado caliente le saldrán manchas negras y se inflará saliendo gordo.

Si la masa está demasiado espesa podemos añadir algo más de leche.

Pueden utilizarse para platos salados en cuyo caso no llevarán azúcar, pudiendo llevar perejil picado u otras hierbas aromáticas o especias.