Tips para hacer turismo gastronómico

Si tienes la oportunidad de viajar, acá te dejamos unos valiosos consejos para empaparte de la cultura gastronómica de tu destino.

Parte de viajar es conocer la cultura local y dentro de ella, la cocina típica del país donde viajas. Si este es uno de tus objetivos cuando viajas o te vas de vacaciones, este es un post especial para ti. Compartimos algunos consejos escritos por la cronista gastronómica Anna Brones sobre cómo insertarse en la real gastronomía del lugar que visitamos.

1. Salte de la ruta marcada

Para aquellos que están buscando disfrutar una experiencia culinaria, la recomendación es explorar un poco. La idea es no entrar en restaurantes de grandes cadenas y preferir la picada local, donde ves que comen los lugareños. Puedes hacer un mix entre restaurantes más formales y aventurarte en otros más cotidianos.

2. Elige un plato para enfocarte

Si vas a un lugar que es conocido por una preparación o un ingrediente en especial, planea tu itinerario para conocerlo. Por ejemplo, si estás en Italia anda a una degustación de aceite de oliva, a una hacienda cafetera en Hawaii o Brasil o a comer tacos en México. Esto será una base para comenzar y luego empezar a probar otras cosas.

3. Trata de decir que sí a todo

Viajar se trata de experimentar, así que aunque el plato se vea demasiado exótico o extraño, al menos pruébalo. Si no te gusta tendrás una buena historia para contar. Eso sí, ten un medicamento para el estómago a mano, por si acaso.

4. Usa una libreta de anotaciones

La memoria es frágil, por eso es importante tener el registro de tus andanzas culinarias. Trata de anotar los lugares donde comes y qué platos. Así te será más fácil recordar y tener el dato pos si vuelves al lugar o un amigo necesita una recomendación.

5. Investiga antes, pero no demasiado

Siempre es bueno llegar con algunos datos en mente para ir a comer, pero no es la idea tener todo planeado. Deja espacio para el azar, ya sea en un restaurante, mercado o en algún puesto de comida callejera.

6. Pregunta por recomendaciones

Puedes obtener datos de diferentes bloggers o de guías de viajes, pero los mejores datos siempre vendrán de los lugareños, así que pregúntales adonde van a comer su plato local favorito.

7. Anda al almacén o al supermercado

En los mercados, supermercados o tiendas de abarrotes podrás conocer los ingredientes básicos de la gastronomía local. Si puedes date una vuelta, compra algunos y cocina con ellos.

8. Trae algo a casa

Si puedes trae condimentos e ingredientes que estén debidamente sellados, para no tener problemas en aduana. Pero si prefieres evitar riesgos, por lo menos anda a la librería e invierte en un libro de cocina local. Si no hablas el idioma, de seguro podrás encontrar un libro traducido al inglés. Cuando llegues, cocina para tus amigos y pon en práctica tus conocimientos, así expandirás tu repertorio de recetas.

 

Fuente: “8 Rules To Live By When Traveling To Eat” (Food Republic)