Haz helado de plátano, con un solo ingrediente

¿Un helado sin crema ni leche? Suena raro, pero se puede. El único ingrediente que necesitas aquí es el plátano.

Muchas veces las innovaciones o nuevos descubrimientos gastronómicos vienen dados por factores que no nos permiten cocinar como siempre lo hemos hecho. Por ejemplo, cuando no podemos agregarle azúcar a las comidas, o alguien de nuestra familia es alérgico a la lactosa, o se convierte en vegano, etc.

De esta forma comenzamos a descubrir distintas propiedades en los alimentos, como es el caso del plátano, que además de comerlo con manjar o bañado en chocolate, o convertirlo en puré para un queque, también sirve para hacer un helado consistente y cremoso.

El truco es nada más simple, tienes que pelar el plátano (ojalá justo en su punto de madurez), cortarlo en trozos, congelarlo (llevará entre 1 a 2 horas) y luego lo sacas y lo pones en la procesadora de alimentos. Ahora la sorpresa es que no obtendrás un puré, sino que un helado de cremosa consistencia y sin azúcar añadida.

Puedes probar agregándole algunas cucharadas de otros sabores para variar, como nutella, chocolate amargo, miel, crema, manjar o frambuesas.