Chile: Repensando el menú navideño

En Chile tenemos una calurosa navidad, ¿por qué no celebrarla con un menú fresco y con productos chilenos en vez del tradicional pavo relleno? Aquí te proponemos varias ideas.

Cada año cuando llega diciembre y la época de navidad debo decir que aún me sorprende que la celebremos tan al estilo gringo – europeo. Debe ser por la influencia de la tele y de los medios, que nos mostraban una navidad ideal que sucedía con nieve, pinos decorados y renos ayudante de Santa Claus que “vivían” tranquilamente en el Polo Norte.

Pero la realidad de nuestra navidad no puede ser más diferente, la celebramos en verano, con un calor que nos hace sudar mientras vamos en búsqueda de los últimos regalos. Por eso creo que el menú navideño debería ir en línea con la estación, ¿por qué tenemos que comer pavo relleno? Una tradición que se da en Inglaterra y Estados Unidos, países donde la navidad ocurre en pleno invierno? ya sé que el pavo es símbolo de la abundancia para compartir en familia, pero por qué no compartir con nuestros propios productos chilenos.

Personalmente pienso que la cena navideña a la chilena, debería tener un tinte más fresco, otorgado por los productos de temporada. Para el aperitivo unos mariscos, aprovechar la abundancia de ostras, machas, choritos que tenemos. Pueden ser en salsa verde (cebollita picada, limón y cilantro finito) o cocinadas al horno, con queso, a la parmesana. O todas juntas en un mariscal. Además, también se pueden aprovechar otros moluscos, como las jaibas para hacer una entrada clásica, por ejemplo una palta reina rellena con carne de jaiba. Rico, ¿no?

Luego para el plato principal pienso en un pescado, ¡tenemos tanta variedad! podría ser salmón o corvina con hierbas aromáticas y al horno, una rica albacora, algún pescado de roca como la vieja o un delicioso congrio frito ¡mmm! Es cosa de ir al mercado o a la feria! Esto acompañado de ensaladas tradicionales chilenas, papas con mayo, ensalada de tomates a la chilena, habas, porotos verdes, etc. Y para quienes no les gusta el pescado, por qué no, un delicioso pastel de choclo. Ahora para los carnívoros, una grandiosa y blandita plateada, cocinada en olla lentamente como se debe para que luego se pueda partir sólo con el tenedor, la que puede ser acompañada de una pastelera de choclo o una ensalada de mote con palta, tomate y queso de cabra. ¡Delicioso!

Nos es que quiera eliminar el pavo de las mesas de navidad, creo que también ya es una tradición en varias familias, pero pienso que deberíamos jugárnosla por tener una alimentación más basada en nuestra dieta tradicional y eso se construye cocinando con nuestros propios productos y recetas hasta en las ocasiones más importantes.

Y ustedes, ¿cuál es su menú navideño?