Cómo hacer un panettone clásico en casa fácilmente

Con este panettone inauguramos las recetas de Navidad. Hemos querido empezar por él básicamente porque es una de las recetas que podemos hacer varias veces antes de las fiestas para afinar su resultado.

Empezamos con las recetas de Navidad con un clásico. Bueno, digamos que no es tan clásico fuera de Italia, su lugar de procedencia, pero sí que cada vez se suelen ver más por todas las tiendas, pastelerías y demás. De hecho resulta muy significativo que se esté convirtiendo en uno de los “bollos” más “tradicionales” de la Navidad en muchos sitios fuera de Italia.

Tal vez su éxito radique en lo rico que resulta, en lo esponjoso que es, en las multiples variantes que existen para hacerlos. Pero hacerlo en casa no es tarea fácil. El verdadero panettone se elabora en un proceso que suele durar varios días, desde que se hace la masa madre hasta que se termina. Y además tiene la peculiaridad de que es un bollo con una estructura muy delicada y al sacarlo del horno hay que enfriarlo boca boja tendido en unas cuerdas o soportes con unos palillos que le atraviesan la base de lado a lado con el fin de que no se venga abajo estando en caliente.

El panettone que os traigo yo es algo más sencillo. Digamos que es incluso fácil si os desenvolvéis bien con las masas. Hay que hacer una primera masa que será la de arranque y una segunda que va enriquecida con el azúcar, huevos y demás ingredientes a la que se le añade levadura y la masa de arranque. Después hemos utilizado fruta confitada o escarchada troceada, pero se le pueden añadir otros ingredientes como por ejemplo chocolate en trocitos.

Tiempo de elaboración | 5 horas
Dificultad | Media

Ingredientes

Para la masa de arranque

  • 250 g de harina de fuerza
  • 8 g de levadura de panadería instantánea (25 g de levadura fresca)
  • 200 ml de agua

Para la masa

  • 500 g de harina de fuerza
  • 8 g de levadura de panadería instantánea (25 g de levadura fresca)
  • 150 g de azúcar
  • 200 g de mantequilla
  • 2 huevos
  • 2 yemas de huevo
  • 100 ml de leche
  • Sal
  • 350 g de frutas confitadas (o 200 g y 150 g de pasas de Corinto)

Cómo hacer un panettone

Empezaremos haciendo la masa de arranque el día anterior. Mezclamos la harina, la levadura y el agua y formamos una masa pegajosa. La dejamos en frío al menos 12 horas. Después la sacamos de la nevera y en el caso de que no haya crecido mucho, lo dejamos una hora antes de utilizar.

panettone1660x440.jpg

Mezclamos esta masa con el resto de ingredientes menos las frutas confitadas y amasamos. Todo se simplifica si tenemos una amasadora si no, no hay que desesperarse ni añadir más harina de la indicada. La masa será elástica, húmeda y se pegará. Así que lo mejor es amasar con cuidado, poco a poco. Al final añadimos la fruta troceada, mezclamos bien. Dejamos que fermente y doble el tamaño.

panettone2660x440.jpg

Pasado este tiempo desgasificamos la masa presionando con las manos un poco. Dividimos en dos, tres o cuatro trozos. Dependiendo el tamaño del que queramos hacer los panettones. Y formamos ligeramente y ponemos en los moldes. Deberían cubrir entre 1/3 y 1/2 del molde. Dejamos fermentar de nuevo.

panettone5660x440.jpg

Cuando hayan subido a 3/4 partes del molde, pintamos con huevo, añadimos azúcar por encima y metemos al horno, horneamos entre 30 y 40 minutos (depende el tamaño del panettone).

panettone6660x440.jpg

Consejos y sugerencias

La diferencias entre este panettone y los que os comenté al principio son muchas, está claro que es mucho mejor el que se hace con un proceso más complicado. Pero para casa y si no tenéis muchas ganas de liaros y porque no tenéis muchos conocimientos de panadería y bollería artesanal no os defraudará nada.