Una radiografía al consumo y la producción de carne a nivel mundial

El instituto estadounidense Worldwatch desarrolló un estudio donde analiza las tendencias en el consumo y producción de carne, la cual está pasando por un período de estancamiento.

El instituto estadounidense Worldwatch, estudia desde hace más de tres décadas los problemas medioambientales y sociales a nivel mundial, en orden de alcanzar el desarrollo global y sustentable que necesita la humanidad. Año a año está desarrollando informes y reportes sobre la situación mundial, como el que dio a conocer hace poco sobre la producción de carne, que a pesar de que está todavía en alza se ha estancado. Esto debido a fenómenos climáticos como la sequía, enfermedades y altos costos de inversión para entrar a este negocio.

Worldwatch desarrolló un estudio que es una radiografía a la producción y consumo de carne a nivel mundial. En Estados Unidos, la gran sequía en el medio oeste, las enfermedades de los animales y los altos precios para alimentar al ganado contribuyeron a una baja en la producción de carne en 2011, alcanzando 297 millones de toneladas, subiendo solo 0,8% en comparación a 2010, algo muy bajo en comparación a los casi 3 puntos porcentuales que aumenta anualmente.

Además, en contra de la tendencia mundial de décadas, el consumo de carne a nivel mundial bajó suavemente en 2011, de 42,5 kilos por persona en 2010 a 42,3 kilos. Sin embargo, desde 1995 el consumo per cápita ha aumentado en 15% en general. En los países desarrollados este consumo aumentó 25%, versus un aumento de solo 2% en los países industrializados. Pero aquí hay que tener en cuenta que el mayor consumo de carne se sigue produciendo en los países industrializados, con 78,9 kilos promedio por persona versus 32,3 kilos en un país desarrollado.

Otro dato importante es que la producción de carne creció en otras regiones, aparte de las tradicionales. Durante la última década, la producción de carne creció casi 26% en Asia, 28% en África y un 32% en Sudamérica, lo que los convierte en fuertes competidores para EE.UU. y otros países europeos.

La carne más popular durante el 2011 fue el cerdo, alcanzando el 37% de la producción y el consumo de carne con 109 millones de toneladas a nivel mundial. Le siguió la carne de ave con 101 millones de toneladas producidas. La producción de vacuno y de carne de cordero se estancó entre 2010 y 2011, en 67 y 13 millones de toneladas respectivamente.

Otro factor que afecta la producción y consumo de carne son las enfermedades que se transmiten desde los animales a los humanos, las que se dan principalmente en los criaderos de animales que no tienen una estricta regulación sanitaria o de alimentación para los animales. Incluso hay algunos que les dan a los animales antibióticos como prevención, lo que finalmente hace que estos y los humanos que consumen su carne desarrollen resistencia a estos antibióticos.

Por suerte, no todo el ganado está criado industrialmente. Alrededor de un billón de personas están criando sus animales de la misma forma que sus ancestros. Esto es una forma de reconectar la producción de carne con la tierra y su capacidad natural de producción, así como de reducir su consumo. Volver a este equilibrio según Worldwatch ayudaría a la salud pública y del medioambiente.

Puedes revisar el estudio completo aquí.

Fuente: “Global Meat Production And Consumption Slows Down, Drought, Disease And Rising Costs To Blame” (Huffington Post)