Aprende las diferentes formas de cocer los alimentos

Técnicas de cocina para aprender a cocinar. Hoy la cocción y hervido de las hortalizas, verdes o de colores.

A la hora de cocinar los alimentos podemos hacerlo utilizando diferentes técnicas de cocina, con una fritura, asado, rehogado, breseado, salteado, los podemos utilizar crudos, pero también podemos cocinarlos hervidos o cocidos. En ese caso la verdad que hay diferentes formas de cocer los alimentos y hoy las vamos a conocer.

A la hora de cocer alimentos distinguiremos la cocción de hortalizas verdes, la cocción de hortalizas de colores, la cocción en caldo blanco y la cocción al vapor.

  • Cocción para hortalizas verdes: Por lo general hay que empezar limpiando las hortalizas y quitándoles partes fibrosas o más duras o deterioradas. Después se lavan en agua fría. Se realiza el corte que proceda en cada momento y se cuecen en agua hirviendo con sal. La suficiente, mucha sal podría estropear el alimento. Se mantiene la cocción sin interrupción, por lo que es bueno que sea en mucha agua hirviendo, si añadimos mucho alimento en una cazuela no lo suficientemente grande la cocción se interrumpe. Una vez cocida, al dente, la refrescamos en agua fría.
  • Cocción para hortalizas de colores: En especial zanahorias. Se limpian y se lavan en agua fría. Se cortan como proceda y se ponen a hervir en poca agua hasta que esté casi evaporada, de esa forma las hortalizas vuelven a recuperar su pigmentación. Después se refrescan en agua fría.
  • Cocción en caldo blanco: Este método de cocción se reserva a las hortalizas que se oxidan al contacto con el aire como pueden ser las alcachofas. Se realiza en cada la elaboración que corresponda con cada hortaliza y después, inmediantamente, se sumergen en un caldo blanco frío en el que habremos disuelto algo de harina, añadido limón, sal y perejil. Se ponen a hervir y se dejan en el propio caldo hasta que se utilicen en la elaboración final.
  • Cocción al vapor: Sirve, por normal general, para todo tipo de hortalizas. Evita una mayor pérdida de vitaminas y sales minerales y conserva mejor el color. Se puede cocer en vaporeras, hornos de convección o en cazuelas especiales para la cocción al vapor. Con las hortalizas verdes las refrescaríamos en agua fría.