Aprende a hacer cerveza en la comodidad de tu hogar

Te contamos de las cinco etapas esenciales para hacer cerveza casera.

Hacer cerveza es una experiencia interesante y no tan complicada. Sea cual sea la receta que elijas, a grandes rasgos el proceso de elaboración de una cerveza consiste en cinco etapas.

1. Preparar el mosto:

Primero se mezcla la cebada malteada con agua caliente, formando una mezcla que debe mantenerse en el fuego por dos horas, a 65°C. Esto añadirá más color y mayor complejidad al sabor final de la cerveza. Luego de eso, una vez que retiras el agua, queda el mosto, un líquido denso y más bien dulce. Este mosto debe hervirse durante una hora y media junto al lúpulo, el que se va agregando por partes y es el ingrediente que aportará el aroma y amargor a la cerveza. Este proceso ayuda a esterilizar la mezcla, evitando que el líquido se llene de bacterias. Sin embargo, la mezcla quedará con residuos de los cuales no hay que preocuparse, la solución es revolver fuertemente para que se vayan al fondo de la olla.

2. Enfriar y fermentar:

En esta etapa todos los implementos que se utilizan deben estar desinfectados, ya que el mosto puede verse fácilmente infectado por bacterias. Por lo mismo, la mezcla debe ser enfriada rápidamente a temperatura ambiente, para evitar su contaminación. Para lograrlo puedes utilizar el método serpentina, pasar la cerveza por un caño de cobre enrollado, previamente enfriado con hielo o transferir el mosto a un estanque fermentador y agregarle agua esterilizada hasta llegar a la cantidad de litros necesaria.

Una vez que la mezcla está fría, se le agrega la levadura (previamente preparada) para comenzar el proceso de fermentación donde la levadura convertirá los azúcares del mosto en alcohol y gas.  Para sellar el estanque fermentador se utiliza generalmente un airlock, especie de tapón que bloquea la entrada del aire o si no tienes, también podrías ser más artesanal y utilizar un globo pinchado, de manera que salga aire pero que no entre. La cerveza debe fermentar por lo menos por una semana, pudiendo ser dos. Lo importante es que esté en un lugar seco y oscuro a unos 24ºC (temperatura ambiente).

3. Embotellado:

Una vez que la cerveza ha fermentado completamente, se traslada con un sifón a otro contenedor para prepararla para el embotellado. Aquí si quieres puedes agregar un poco de algunos azúcares (dextrosa)a la cerveza para lograr una mayor carbonatación (que aportará mayor gas y burbujas). Luego la mezcla se traspasa a las botellas y se tapan.

4. Reposo o Envejecimiento:

Una vez embotellada la cerveza necesita reposar entre dos a seis semanas, puede ser en un lugar seco y oscuro o sino en el refrigerador. En esta etapa de envejecimiento la levadura fermentará el azúcar, agregando dióxido de carbono a la mezcla, con lo que la cerveza quedará burbujeante. También en esta etapa, los sedimentos como remanentes de levadura y proteínas desaparecerán y aumentarán el sabor y la complejidad de la cerveza, los que pueden llegar a su mayor punto en algunos meses.

5. Beberla:

Esta es la etapa más fácil. Cuando la cerveza haya reposado y madurado lo suficiente según su receta, disfrútalas bien heladas.

Puedes encontrar más detalles de la elaboración de cerveza en internet, así como distintas recetas. Los ingredientes como malta, lúpulo o levadura y los implementos como estanques con termómetro o airlocks, los puedes encontrar en tiendas especializadas como Mundo Cervecero o la Minicervecería (en Chile).

blogpics635660x550.jpg

 

Fuente: “How to brew beer: 5 steps for making beer at home” (Beersmith.com) y “Paso a paso: cómo hacer tu propia cerveza artesanal en casa” (Conexión Brando)