1080 fotos de cocina, entrevistamos a sus autoras

Entrevista a las autoras de 1080 fotos de cocina. Proyecto creado por blogueras gastronómicas con el fin de ilustrar el libro de recetas de Simone Ortega, 1080 recetas de cocina.

Todos recordaréis, sobre todo porque lo tendréis en vuestras bibliotecas, el libro de cocina de Simone Ortega 1080 recetas de cocina. Un libro que seguro que ha enseñado a cocinar a muchas y muchos de vosotros en España. Al igual que en otros países tenemos casos como en Argentina con Doña Petrona o en EEUU con Julia Child. Y es que no es ninguna temeridad poner a Simone Ortega al nivel de estas ilustres cocineras.

Pero hoy no os voy a hablar de ella, al menos de forma directa, os quiero hablar de un proyecto que se llama 1080 fotos de cocina. Por dos razones básicamente. La primera es que me encantan los proyectos colaborativos entre bloguers y la segunda porque es una delicia ver las fotos de recetas que allí tienen. Y es que este proyecto trata de ilustrar cada receta del libro de Simone Ortega con una fotografía de gran calidad.

Como dicen Miriam, Sandra y Pam, precursoras de 1080 fotos de cocina, lo tuvieron claro desde el principio, tras “una conversación de Twitter tras ver una receta de Simone fotografiada por uno de los blogs que posteriormente se convertiría en colaborador del proyecto, Cook me tender. Ver unas fotos tan estupendas para un libro magnífico nos dio la idea de mejorarlo añadiéndole lo único que le faltaba hasta ese momento: ¡las fotos! Y aquí estamos un año después, con más de 200 fotografías publicadas ya. Y aunque suene tonto, estamos encantadas de habernos conocido, porque la sintonía es estupenda…”

imgreceta1057cremadelimc3b3njunio2012378x550.jpg

Para que entendáis hasta que punto este libro puede haber influenciado, y sigue haciéndolo, a generaciones de cocinillas, vieron que ilustrar este libro era un reto que había que hacer. “Es un auténtico clásico, porque mucha gente en este país se “ha criado a sus pechos” culinariamente hablando. Multitud de ellos nos lo comentan, tienen una receta de ese libro que les recuerda a su infancia, a lo que les cocinaban en casa, a la primera receta que prepararon… nos toca la fibra a más de una generación. Y qué mejor guión para celebrar la cocina clásica española que este libro.”.

Los que no conozcáis el proyecto seguramente ya le habéis echado una ojeada y os habéis deleitado con sus fotografías. Es inevitable pensar en un día de mañana y decir, yo quiero un libro de Simone Ortega con esas fotografías. Desde 1080 fotos de cocina nos dicen que les gustaría pero la oferta no ha llegado todavía, “tuvimos una oferta en su momento, que rechazamos porque nos ofrecían un precio ridículo por las fotos, que no cubría ni una décima parte de lo que nos cuesta hacerlas” y es que parece que no es momento de hacer buenos libros cuando el mercado está atestado de libros hechos en china con recetas dudosas. Saben que un libro con 1080 fotos de cocina “sería caro, pues la gracia estaría en que estuviera profusamente ilustrado, y no parece que sea un buen momento para invertir en él”.

Eso sí, han “mantenido una relación muy cordial con Inés Ortega”, le hicieron saber antes del lanzamiento de la web en qué consistía el proyecto, además de pedirle permiso para ilustrar las recetas con fotos, y “a pesar de no poder concedernos el permiso para publicar las recetas, siempre ha estado encantada con nuestra idea y nuestro trabajo”.

imgreceta823polloasadoconpomelosonaranjasabril378x550.jpg

¿Cómo hacen el trabajo? ¿cómo se dividen las recetas? Muy sencillo, ellas mismas nos lo cuentan: “Cuando nos planteamos la organización del proyecto barajamos varias opciones, y optamos por proponer cada mes un capítulo del libro y hacer una foto al mes cada una de las participantes, así es relativamente fácil que todas encontremos el tiempo para hacerla. Esa es la razón de que el número de miembros esté limitado a unos 20. Dentro del tema del mes las fotógrafas eligen ellas mismas la receta que prefieren. Y tienen toda la libertad respecto al tratamiento de la foto, con una mínima fidelidad a la receta original, claro está.”

Si os metéis en su archivo veréis que las recetas, aparentemente, no siguen un orden establecido. Pero sí lo tiene, tienen un ritmo que les “parecía más entretenido y dinámico, tanto para nosotras como para el posible público, ir variando el tema cada mes, y que las colaboradoras tuvieran posibilidad de elegir fotografiar las recetas que más les inspirasen, sin seguir un orden. El hecho de que los caracoles (que según la receta hay que estar alimentando cuatro o cinco días con harina) sea una de las primeras recetas del libro no tuvo nada que ver…”.

Eso sí, hemos pedido que se mojen con un par de preguntas. La primera, ¿alguna receta que no salga con los pasos del libro?

Miriam: Hemos tenido dificultades en alguna receta por culpa de los huevos… se ve que en tiempos de doña Simone el tamaño de los huevos era algo distinto del que encontramos ahora en los comercios… sin segundas, ¿eh?

Sandra: en mi caso, dos de las recetas que he preparado para 1080 no funcionaban exactamente bien. Uno de los problemas del libro es que las medidas no son siempre exactas, y en repostería es un tema importante. Además como comenta Miriam el tamaño de los huevos parece ser que ya no es lo que era…

Pam: Hasta ahora las que he seleccionado me han salido correctamente con las instrucciones de Doña Simone, no he tenido problemas con las cantidades, pero sí noto que hay que ajustar algunas cosas a los tiempos de hoy.

imgreceta1016perasconnataychocolateagosto2011378x550.jpg

Y la segunda, ¿alguna anécdota a la hora de hacer alguna receta?

Miriam: como me gusta elegir recetas que no he hecho antes, aprendo cosas sobre la marcha, como a hacer rocas flotantes de merengue. La de pegotes de merengue que preparé hasta que me salió alguno que no diera pena en la foto de las natillas… Que hay cosas que no las salva ni el Photoshop, hay que hacerlas bien sí o sí.

Sandra: comimos gelatina de naranja durante un mes, porque tuve que repetir cuatro veces la receta. De hecho si vienes a casa y dices “gelatina de naranja” nos ponemos muy nerviosos.

Pam: La cruda verdad es que en casa jamás haré de nuevo la bavaroise de frambuesas ya que creo que le falta algún ingrediente para aromatizar más y evitar el sabor del almidón que para mi gusto, destaca demasiado.

Sí, y diréis dónde están el resto de colaboradoras. Se han nombrado que hay varias personas implicadas, ¿quienes son? ¿por qué ellas? Sí, es una explicación sencilla del por qué son todas chicas, que por supuesto siendo chico tenía que hacerla. La envidia es lo que tiene. “Para elegir los colaboradores cada una de nosotras hizo una lista con gente que le gustaría que estuviese en el proyecto por la calidad de sus fotografías, y luego las cotejamos. Curiosamente la mayoría de los nombres coincidían en las tres listas, y todas eran chicas… Hemos de admitir que en la actualidad es muy posible que esto ya no ocurriera, pues cada vez se hacen blogs más completos y de más calidad, además de los blogs nuevos que surgen casi cada día con un nivel estupendo.”

Solo queda agradecer a Miriam, Sandra y Pam, y a todas sus colaboradoras el trabajo que están haciendo. Es de agradecer que alguien se tome su tiempo para ilustrar un gran libro como es el de Simone Ortega, en especial que se haga con tanta dedicación y calidad.

Más información 1080 fotos de cocina