Espuma de aguacate con gambas. Receta

Elaboración paso a paso con fotografías de esta ensalada con un toque original. Aprende a preparar la espuma de aguacate (palta) sin sifón.

La espuma de aguacate (palta) con gambas y salsa rosa la podemos hacer de dos maneras. La que está descrita en esta receta, que es la más asequible para todo el mundo. Y otra forma sería hacerla en un sifón con cargas iSi. En ese caso solo habría que mezclar el aguacate triturado con la nata, meterlo en el sifón, dejar enfriar, y después meter una carga si es el sifón pequeño o dos si es el grande.

Por otro lado la combinación que ofrecemos hoy: aguacate, gambas y salsa rosa es una de la más clásicas que hay para las ensaladas. Eso sí, y aunque tampoco es una receta muy moderna, sí que puede resultar una combinación original para servir en casa de forma normal o para invitados.

Ingredientes

  • 2 aguacates
  • 250 ml de nata – crema de leche –
  • 350 g de gambas
  • 250 ml de salsa rosa
  • Sal, pimienta y perejil picado

Cómo hacer espuma de aguacates con gambas

Cocemos las gambas en agua hirviendo y una hoja de laurel. Cuando las echemos y den un hervor las retiramos y refrescamos en agua fría salada. Las pelamos y reservamos.

espumaaguacate1660x438.jpg

Partimos los aguacates en dos a lo largo, retiramos los huesos, y con un ayuda de una cuchara retiramos la carne sin romper las cáscara. La pasamos por un tamiz – también podemos triturarla – y sazonamos con sal y zumo de limón.

espumaaguacate2660x438.jpg

A parte montamos la nata – crema de leche -. Mezclamos la pulpa de aguacate hasta que quede bien unido. Rectificamos de sal si hiciese falta.

espumaaguacate3660x438.jpg

Colocamos las gambas peladas, la espuma de aguacate y napamos- cubrimos – las gamas con salsa rosa.

espumaaguacate4660x438.jpg

Consejos y sugerencias

Como habéis visto la receta de espuma de aguacate con gambas es básicamente la típica ensalada o cóctel de gambas y aguacate. Pero con la diferencia de tener una receta que es más ligera en estructura. Y más original, por si queremos sorprender.

También podemos dejar las pieles de los aguacates y rellenar la espuma dentro y servir las gambas encima. Aunque, particularmente, prefiero una presentación menos clásica.