Libro: 40 grados, la primera guía del pisco chileno

Más de 200 páginas dedicadas al destilado nacional, un libro que cualquier amante del pisco chileno debiera tener.

La sommelier Claudia Olmedo y el periodista y cronista gastronómico y de vinos, Daniel Greve, son los creadores de 40 Grados, el primer libro dedicado completamente al pisco chileno. Una guía que no es nueva -fue lanzada en mayo del 2011-, pero que cualquier amante de este destilado sería feliz de tener. Sus más de 200 páginas invitan, o mejor dicho tientan a introducirse en el mundo del pisco chileno, a conocerlo, valorarlo y hacerse fanático de este producto nacional.

Vamos por parte, primero llama la atención su diseño limpio y de alto nivel y la buena calidad de sus fotografías. Además tiene un formato cuadrado súper cómodo y sus capítulos llevan textos cortos, en un lenguaje simple y entretenido que se agradece. Desde un principio aclaran que no quieren ser un aburrido tratado técnico, por eso con un estilo ameno y dinámico te cuentan sobre la historia, variedades de uva y estilos de pisco y el paso a paso de su proceso de elaboración. Un ejemplo, esta línea de tiempo de los hitos más importantes del pisco.

dsc3340660.2.jpg

© Mariano Mancilla

Otra parte interesante del libro es cuando se empiezan a aproximar a la cata misma. Enseñan cómo catar un pisco y luego comienza la guía en sí. Cada destilería cuenta con una reseña de su historia y su estilo de producción, si son artesanales, boutiques o más industriales. Luego se presentan los piscos, en total casi 40 distintos, una selección de los mejores de cada pisquera. Cada uno tiene su propia “ficha” donde se da a conocer su origen (que va desde Copiapó, el Valle del Elqui, Limarí hasta llegar a Choapa), tipo de uva, guarda, estilo y nota de cata. Además, incluyen una armonía sugerida más la temperatura de servicio.

dsc3347660.jpg

© Mariano Mancilla

El capítulo dedicado a la mixología con pisco es una de las partes que más me gustó del libro. Las fotos son demasiado tentadoras y realmente dan ganas de preparar los tragos para probarlos. Dentro de las casi 20 recetas de cócteles algunas destacan por su originalidad, como los que utilizan té frío y frutas, y otras por la inspiración en postres o productos chilenos como “Malicia con huesillo”, “Frescor de Atacama”, -con tuna y menta-, o el “Criollo” con pomelo y harina tostada. También hay versiones de tragos clásicos como la piña colada (“Piscolada”) y el bloody mary, y cócteles peruanos como el Chilcano, con ginger ale y limón.

dsc3353660.jpg

© Mariano Mancilla

Para quienes disfrutan de la cocina y del probar cosas nuevas, “40 grados” cuenta con muchísimas recetas entretenidas e innovadoras de entradas, platos de fondo y postres para maridar e incluso cocinar con pisco. De estas últimas, destacamos el costillar de cerdo y el caldillo de congrio al pisco. Hacia el final del libro también incluyen interesantes opciones de maridajes con chocolates (bombones) y puros. Si la idea era mostrar la versatilidad del pisco, lo logran plenamente.

dsc3356660.jpg

© Mariano Mancilla