Salsa Worcester o salsa inglesa

Historia de esta centenaria salsa, ingredientes que lleva y recetas que se pueden hacer.

La salsa Worcester o salsa inglesa tal vez sea una de esas salsas que tenemos todos en nuestras casas. Y tal vez sea también una de la que menos utilizamos, o si lo hacemos, intentamos que sea con cautela debido a que es muy intensa.

Pero ¿sabemos cuándo se creó? ¿por qué? ¿qué ingredientes lleva? ¿para qué se utiliza? Pues para eso estamos nosotros, para intentar arrojar un poco de luz sobre los misterios de la salsa inglesa.

Historia de la salsa Worcester

El nacimiento de esta salsa, como de otras recetas, es un tanto confuso. Hay quien piensa que es una salsa recreada a partir de otras. Por ejemplo de las salsas de anchoas fermentadas que se hacían desde el siglo XVII en Europa.

También se cree que es una salsa originaría de la India que hacían salsas muy similares con anchoas y que, como sabéis, estuvieron muy ligados a los ingleses en el S.XVIII y XIX. Pues bien, ese es uno de los orígenes en los que parece se ha detenido la historia.

En concreto se piensa que Marcus Sandys, un Lord ingles, fue quien la trajo de la India hacia el año 1830. Se la dio a unos químicos de Worcester para que la analizarán y con ella pudieran preparar más cantidad. Estos químicos se llamaban Lea y Perrins, marca de la salsa famosa.

leaperrins.jpg

El descubrimiento de la fórmula real es todo una historia llena de mitos y leyendas, porque dicen que hicieron la salsa y lo que les quedó la guardaron en un barril que dejaron olvidado durante un año. Pasado ese tiempo lo descubrieron y la probaron, y descubrieron una salsa ligeramente picante, negra, y que resultada muy aromática.

La receta original de la salsa Worcester fue un secreto por muchos años y sus ingredientes son pulpa de tamarindo, pimientos picantes, anchoas, soya, vinagre, melaza, clavos de olor, ajo y cebolla. La salsa se obtiene de fermentar los ingredientes en vinagre.

Total, que en el año 1838 fundaron la empresa y registraron la receta. Poco después la salsa estaba en los restaurantes de todo el mundo como si fuese una auténtica revolución. Todo el mundo quería añadirla a sus recetas y platos.

Los ingredientes y las recetas

Es fácil saber los ingredientes si miramos la etiqueta de un bote de salsa worcester. Pero es complicado saber la proporción de los mismos y que salga algo similar.

Lo que si sabe es que como la salsa de soja, esta salsa es fermentada a base de vinagre, melaza, jarabe de maíz, agua, chilli, salsa soja, pimentón, tamarindo, anchoas, cebollas, chalotas, clavo de olor y ajo.

Para cocinar se utiliza poca cantidad por lo intensa que es. A mi me encanta en la salsa de mayonesa que se hace para la salsa César. De hecho una forma sencilla de hacerla es utilizar mayonesa de base, queso parmesano, anchoas y salsa inglesa.

También se utiliza en cócteles como el blody Mary y otros. O se utiliza para condimentar carnes y pescados. Una salsa que ha pasado a la historia y con razón.