Receta de galletas con tres chocolates

¿A quien no le gustan las galletas? Pues la mejor forma de pasar el rato es hacerlas y después comerlas calentitas. Descubre cómo se hacen con fotografías del paso a paso.

Adoro las galletas, creo que cuando las hacemos en la cocina despierta en nuestro interior parte de nuestra infancia cuando nos comíamos las galletas remojadas en leche. Y es que cuando en la cocina nos despiertan sentimientos de la infancia hay que saberlos aprovechar para hacer cosas tan ricas como estas galletas con tres chocolates.

Aunque los consejos suelo dejarlos para el final, ahora voy a hacer una excepción y os voy a aconsejar que la masa base de estas galletas, es decir sin el chocolate o aromatizantes, la cojáis y le añadáis todo lo que se os ocurra: cereales, frutos secos, diferentes aromas, toques salados, etc. Seguro que os encantan.

Tiempo de elaboración | 35 minutos
Dificultad | Fácil
Para unas 15-20 galletas

Ingredientes

      200 g de mantequilla

 

      150 g de azúcar

 

      250 g de harina

 

      1 huevo

 

      50 g de chocolate negro

 

      50 g de chocolate con leche

 

      50 g de chocolate blanco

 

      1 cucharadita de esencia de vainilla

 

    1 pizca de sal

Cómo hacer galletas caseras

Empezaremos mezclando la mantequilla con el azúcar hasta formar una crema. Si la mantequilla está fría lo mejor será trabajarla un poco primero con un tenedor o cuchara hasta que se ablande por completo.

galletaschocolates1660x438.jpg

Añadimos, después, el huevo y la vainilla y mezclamos de nuevo hasta que esté todo bien incorporado. Acto seguido añadimos la harina y la sal. Ahora será más complicado remover pero lo haremos hasta no haya rastros de harina sin mezclar.

galletaschocolates2660x438.jpg

Por último incorporamos el chocolate troceado o las gotas de chocolate en el caso de no tener chocolate en tableta. Si vemos que la masa resultante está un poco blanda o demasiado blanda la dejamos en la nevera unos 30 minutos. Y si no horneamos.

galletaschocolates3660x438.jpg

Ponemos papel de hornear, papel vegetal o sulfurizado, en una bandeja de horno. Y encima las galletas separadas para que no se peguen. Horneamos unos 12 minutos a 180 ºC con el horno precalentado.

Consejos y sugerencias

Cuando las galletas estén ligeramente doradas las sacamos y dejamos enfriar unos 5 minutos sobre la misma bandeja de horno. El motivo es que necesitan endurecerse para cogerlas, si no se rompen. Después las pasamos a una rejilla para que se terminen de enfriar y solo quedará comerlas.