Asado y Ajiaco: dos pájaros de un tiro.

La delicia de lo que sobra

ajiacocriollo1.jpg

http://www.absolut-cuba.com

Dicen que el fin de semana hubo un asado de vacuno abundantemente regado, tan regado que se quitó un poco el hambre y el asado no fue consumido completo. Iba a ser asado a la parrilla pero hacía frío y mejor quedarse dentro de casa. Así que hicimos un lomo al horno que quedó notable pero que no se consumió entero.

Masticando las sobras aún deliciosas anoche en un sándwich preparador para la semana: con carne y con queso;  me di cuenta de que hoy las sobras que aún quedaban ya no estarían deliciosas. ¿Qué hacer? Me pregunté.

Di con la alternativa de empequeñecer el lomo por la 1,2,3 naranja del año 1982 que aún funciona,o en la picadora, para mezclar en salsa de tomates  y agregar a fideos o lasagnas; con mayonesa o queso crema en sándwiches deliciosos o congelada para una ocasión mejor.

Pero luego miré hacia afuera y mis papilas salivaron ante un caldo sabroso y reponedor del fin de semana; el mucho mejor que los mariscos, Ajiaco, que así le llamamos a esto en Chile y  que además, se prepara en pocos minutos (pues la carne ya está cocida).

Receta para Ajiaco

Lave y pele unas cuantas papas dependiendo de los comensales o del hambre, pique en rodajas y reserve.

Pique una cebolla chica o mediana o grande según la que tenga y según la cantidad de carne que no se comió durante el fin de semana, reserve.

Disuelva una caluga de caldo de carne en una taza de agua y hierva un litro por mientras

Saltee en una olla, (mejor si es de greda) la cebolla con un diente de ajo, sal y pimienta a gusto y alguno que otro aliño de su inspiración.

Agregue la carne, sobrante del asado (también sirve la asada a la parrilla) los caldos y las papas, y deje justo lo suficiente para que estas se cuezan. Sirva en plato hondo con cuchara y tenedor, y déjese reponer por este sabroso caldito.

Puede agregar trozos de choclo si encuentra o si tiene ganas, una zanahoria pelada, trozos de pimentón y hasta un huevo crudo si hay necesidad de hacerlo cundir.