Las conductas que nos engordan sin comer

El sendetarismo, el estrés, el no dormir…

comida.jpg

(cc) Flickr.com/Fiber!

Encontré en Entre Mujeres, un sitio argentino, una lista de malos hábitos que nos hacen engordar sin que nos alimentemos y quise compartirla con ustedes analizándola desde mi punto de vista.

Estrés y ansiedad

Todos sabemos que son las dos causas principales de nuestros problemas y que cuando estamos atravesando algún episodio de esos lo único que nos consuela es la comida y encima la mala: frituras, azúcar, sal… Entonces engordamos por culpa de la pena y el no saber qué hacer.

Trasnochar y dormir mal

Si alargamos el día hasta más no poder, vamos a seguir picoteando lo que encontremos en nuestro camino y lo peor es que no nos vamos a sentir satisfechos después de comer.

Dejar de fumar

Es lo más recomendable, por supuesto, pero esos momentos vacíos que nos deja la falta de cigarro harán que aumente la ansiedad y solo sabremos llenarlos con comida.

Comer rápido

No disfrutar ni tener conciencia de lo que se come hace que no nos sintamos satisfechos después de las comidas porque ingerimos tan rápido que pareciera que ni hubiéramos comido nada y entonces seguimos picando.

Sedentarismo

Uno de los principales motivos de la subida de peso. Si no hacemos ejercicios, aunque sea una caminata de media hora diaria, vamos a engordar porque no gastaremos nada de calorías.

Atracones de comida

Lo mejor es comer seguido porque aumenta el metabolismo, si pasamos demasiadas horas de ayuno para después atacar el refrigerador y comernos todo lo que tiene adentro de una vez, seguro que engordamos.

Exceso de sal

La sal es un retenedor de líquido excelente que lo único que hace es que tengamos presión alta más adelante. Lo mejor es disminuir su consumo en las comidas.

Poco líquido

Si bebemos menos de un litro de agua al día, nuestro riñones trabajarán menos y entonces más toxinas se quedarán en nuestro cuerpo.