Toda una receta sorpresa: Guiso de zapallo y choclo

(cc) Flickr.com/Bola de Hilo Ciego

La sorpresa de la semana. Hojeaba y hojeaba mi libro buscando inspiración y, cuando creía que los platos a base de verduras ya los había finiquitado todos, me encuentro con este increíble guiso.

Aclaro que uno de sus ingredientes es clave: el tocino. Sin él este plato pasa de un rico puré a un guiso entrañable. Leo, rápido, como de costumbre, y recuerdo que tengo un zapallo butternut que hay que preparar ya. Más una bolsa de choclo congelado, ojo 100% ORGANICO conseguida en un Lider Express- y decido lanzarme a la tarea. Necesitamos: 3 tazas de puré de zapallo, y taza de granos de choclos cocidos, tres lonjas de tocino picado fino y fritas, y una taza de crema mezclada con media taza de queso parmesano rallado.

La cosa va así. En un molde de soufflé bien enmantequillado se coloca en el fondo la mitad del puré, luego se cubre con todo el choclo, con todo el tocino, con toda la crema de queso y, finalmente, la capa final de cierre con el puré de zapallo restante. Se cubre con algunos trozos de mantequilla (que a mi gusto podrían ser optativos, pero es a mi gusto) y se cocina en el horno a temperatura alta por 10 minutos.

Qué sabor. El color del zapallo, precioso; el aroma, exquisito. Sólo una cosa le falta para ser perfecto, al momento de dar el primer cucharon para servirlo, las capas tienden a desmoronarse y a mezclarse. Puede ser que no sea un plato ideal para visitas, pero si para salvar el momento con la familia.