Los sabores de Elqui

Conocimos a Natalia que nos contó del arte de las conservas.

Natalia Comparini, Frutos de Elqui

Este verano tuve la suerte de visitar nuevamente el hermoso y recóndito Valle del Elqui. Mis vacaciones se desarrollan en este místico lugar hace ya cuatro veranos, vamos con mi pareja a un camping muy silencioso y con hartos árboles frutales llamado El Edén que se encuentra ubicado a 2 Km. aprox. de Paihuano.

Todos los años ¡sin falta! subimos a Pisco Elqui a dar una vuelta a la plaza y por su puesto comprar algunos de los exquisitos productos del emporio Frutos de Elqui. Me declaro una fanática de sus mermeladas de naranja y el manjar con nueces y almendras.

Lo que me encanta de estas conservas es que son 100% naturales, no contienen aditivos, colorantes ni preservantes. Es realmente una delicia natural, algo bastante difícil de conseguir en el mundo actual.

Esta vez me encontré con Natalia Comparini atendiendo la tienda, ella es la dueña de este interesante negocio. Comenzamos a conversar y me contó que lleva 14 años en el Valle. Antes de convertirse en microempresaria vivía en Santiago como una ciudadana común y corriente. Intentó establecerse en el Cajón del Maipo pero se dio cuenta que ya estaba muy poblado no había mucho espacio para sus sueños.

Cuando conoció el Valle del Elqui descubrió otro mundo. Comenzó a hacer clases en una escuela, pero al poco tiempo observó las enormes cantidades de fruta que se perdían, se hizo el ánimo y levantó este gran proyecto que hoy tiene cientos de clientes fieles que cada año la visitan en busca de los exquisitos sabores del Elqui.

Además, asegura que conservar los alimentos (con sal, azúcar, vinagre, aceites y/o grasas), es un arte muy antiguo que se ha transformado de generación en generación como un secreto familiar en sus recetas, de este modo las familias campesinas pueden aprovechar frutos y vegetales en invierno y viceversa, además de jugar con variados sabores y aromas de un mismo fruto. Precisamente en el Valle de Elqui este Arte es parte integral de su Cultura.

Natalia cree que su éxito, a parte de rescatar tradiciones, también radica en la constancia de su trabajo. “Llueva o truene siempre estaba en el puesto en plena plaza de Pisco Elqui y con los años se ve traducido mi esfuerzo y constancia en lo que hoy tenemos junto a mi marido Marcos”. Pero el sacrificio no es menor, esta microempresaria asegura que las cosas no son tan fáciles y hay que aprender a vivir con poco, aunque en este lugar al parecer la naturaleza suple muchas necesidades y las que fueron creadas por las grandes empresas de la capital desaparecen entre los hermosos paisajes del Valle.

Así que si aún estás de vacaciones y te encuentras cerca de la IV Región no te puedes perder la posibilidad de conocer esta maravillosa reserva de la naturaleza y menos el manjar con nueces y almendras de Frutos del Elqui.

Para contactar a Natalia puedes escribirle al siguiente mail:
frutosdeelqui@gmail.com