Ensalada de flores

ensaladaflores1.jpg

(c) mundo52.com

En primavera nos llenamos de llamativas flores que le dan ese aspecto alegre y especial a esta época del año. Son coloridas, de atractivas formas y perfumadas, pero ¿se te ha ocurrido pensar qué tal será su sabor?

En nuestra cultura occidental estamos acostumbrados a comer una limitada gama de flores, como la coliflor, la alcachofa y el brócoli. Sin embargo estás son de las flores más aburridas en cuando a forma, color y aroma. La buena noticia es que últimamente es cada vez más fácil encontrar coloridas flores comestibles a la venta en los supermercados.

Las flores no sólo se usan como un elemento decorativo, si no que también se agregan para realzar el sabor de preparaciones tanto dulces como saladas. Sus sabores son suaves y lo mejor es que no sólo se les atribuyen propiedades nutritivas, sino que también tienen algunas propiedades medicinales.

Hay que tener en cuenta que no todas las flores son comestibles, y cuidado, que no se pueden comer las que han sido rociadas con insecticidas o contaminadas con agroquímicos. Por esto es recomendable comer sólo las flores cultivadas orgánicamente.

Pero estos requisitos no son ninguna limitante para la variedad, según el portal florescomestibles.com.es, ¡existen más de 250 especies comestibles en el mundo!

Las más populares son las rosas y las flores amarillas de las calabazas o zapallos. Las rosas tienen una gama de sabores que va desde lo dulce hasta lo picante, por lo que se usan tanto en preparaciones dulces como saladas. Las flores de calabaza, en cambio, son muy utilizadas en la cocina italiana y en la cocina mexicana, preferentemente en comidas saladas.

Otras flores comunes en la gastronomía son las begonias, que tienen un sabor ácido, las margaritas, con un sabor agridulce, los pensamientos, con un sabor entre dulce y agridulce, y las capuchinas, con un sabor parecido a la pimienta.

Si te animaste y quieres probar una éxotica comida con flores, te dejamos la receta de esta primaveral ensalada de flores y lechugas amargas con aceto balsámico.

Ingredientes para cuatro personas:

• 300 gramos de lechugas amargas y picantes (rúcula verde y morada, berros, escarola, etc.) • Una bandeja pequeña de flores variadas ( como pensamientos, calédulas, dientes de león y borrajas). • Vinagreta de aceite de oliva y aceto balsámico. • Queso parmesano • Semillas de sésamo

Se ponen las lechugas picadas en una ensaladera y se aliña con la vinagreta. Luego se agregan el queso parmesano y el sésamo. Finalmente esparcimos las flores sobre nuestra ensalada. Es importante que las flores se agreguen al final porque el vinagre puede quemar los pétalos. También hay que asegurarse de que las flores estén sin pistilos ni la base blanca de los pétalos, porque a veces tienen un sabor muy amargo.

Puedes ver la receta completa en vinosyrecetas.com