Stormy Daniels y Donald Trump se reencuentran en Saturday Night Live

Saturday Night Live ha hecho una parodia de la relación entre Donald Trump y Stormy Daniels, quien ha sido su invitada especial este fin de semana

Stormy Daniels, Donald Trump, Saturday Night Live, Parodia,

La polémica entre la actriz porno Stormy Daniels y Donald Trump parece no encontrar fin, pues como ella ha advertido se avecina una gran tormenta. La actriz y el Presidente de los Estados Unidos de América se han reencontrado, pero a través de una parodia del exitoso programa Saturday Night Live.

 

En la parodia del programa americano intervienen Stormy Daniels,que era la invitada especial al show, y los reconocidos actores Alec Baldwin, interpretando a Donald Trump y Ben Stiller, dando vida al abogado Michael Cohen.

 

En la parodia Trump pide a su abogado Cohen que llame a Daniels para arreglar “de una vez por todas” la polémica en la que está metido, luego de que circulara su supuesta relación extra matrimonial con la actriz porno, pero el abogado no logra acuerdos y el Presidente se desespera y toma el teléfono para hablar personalmente con Stormy Daniels.

 

Stephanie Clifford, nombre real de Stormy, intenta salir del acuerdo de confidencialidad que habría admitido luego del presunto pago de 130.000 dólares que le habría hecho Cohen.

 

“Qué necesitas para que olvidarte de esto?”, le pregunta Trump a Stormy, pero ella responde tajante que debe renunciar, a lo que él insiste: “He solucionado Corea del Sur y Corea del Norte, ¿por qué no puedo arreglar lo nuestro?”.

 

“Sé que no crees en el cambio climático, pero se acerca una tormenta, cariño”, concluye Stormy Daniels como una amenaza al Presidente de los Estados Unidos.

Stormy Daniels y Donald Trump habrían tenido un affaire durante el año 2006, cuando esté estaba recién casado con Melania Trump. Años después, en medio de la carrera política de Trump hacia la Casa Blanca la actriz porno quiso develar aquel supuesto encuentro, pero recibió amenazas en nombre de Trump. Posteriormente habría aceptado un pago de los abogados del, entonces empresario, para callar sobre aquel encuentro sexual.