El Príncipe Felipe no asistirá a la siguiente boda real porque él hace lo que quiere

El Duque de Edimburgo parece no estar dipuesto a esforzarse para acompañar a otro miembro de la familia real en su gran día.

Al decir boda real, todos inmediatamente piensan en la boda de Meghan y Harry, pero ellos no son los únicos en la familia que van a casarse este año.

En octubre próximo, la princesa Eugenia se unirá en sagrado matrimonio a Jack Brooksbank en la Capilla de San Jorge en Windsor. En este lugar se casó su primo Harry.

Un detalle que será diferente en la boda de Eugenia es que quizás uno de los invitados más importantes no esté entre los asistentes. Se ha reportado que el príncipe Felipe aún no ha confirmado si asistirá.

El abuelo de la novia a sus 97 años se encuentra retirado desde el año pasado y recientemente se sometió a una operación de reemplazo de cadera.

Desde su retiro el Duque de Edimburgo ha asistido a muy pocos eventos. Para la boda de su nieto Harry hizo un gran esfuerzo para estar en la ceremonia.

Una fuente cercana a la familia contó a la revista People que el duque "Hace lo que quiere" explicando que sería una gran sorpresa su asistencia a la boda de su nieta.

El informante señala que pudiera tomar la decisión de acompañar a Eugenia en el último momento. Por otra parte, pudiera desistir de estar presente dada su incomodidad con Sarah Ferguson la ex esposa de su hijo el príncipe Andrew.

Te recomendamos en video