A 13 años del criticado matrimonio del príncipe Carlos con Camilla ¿El pueblo alguna vez la aceptó?

Se cumplen 13 años del matrimonio del príncipe Carlos y Camila Parker, pero la pregunta sigue siendo la misma ¿Alguna vez pudo ser aceptada como lo fue Diana?

Se cumplen 13 años desde la unión matrimonial del Príncipe Carlos con Camilla Parker Bowles. El 19 de Abril de 2005, se casaron en una pequeña ceremonia civil que tuvo lugar en Windsor Guildhall y luego, se dirigieron a la capilla San Jorge para recibir la bendición a su unión por parte de Canterbury. Fue un día lleno de júbilo, pero también lleno de temor e incertidumbre.

La controvertida relación inició principio de los noventas, cuando el príncipe aún estaba casado con la recordada princesa Diana; por unas llamadas telefónicas, trascendió a la palestra pública el romance que ambos mantenían. Lo ocurrido posteriormente, marcaría el destino de la pareja.

Carlos se divorció de Diana pero en 1997 esta fallecería en un accidente automovilístico en París, aumentando la tensión en la relación con Camilla; a pesar de todo, Camilla siempre estuvo al lado de Carlos, brindándole su apoyo incondicional. La reina al parecer no aprobaba la relación, excluyendo a Parker Bowles de diversas celebraciones, pero, más adelante esto cambiaria. La familia real se sobrepuso a la trágica desaparición física de Diana, y Camilla, logró la aprobación de la monarca.

Pero, había otro obstáculo que enfrentar, la opinión pública. Según diversas encuestas, los ingleses estaban en desacuerdo con esa unión, afirmando que no debían casarse.

En el 2005, contra viento y marea, luchando incluso contra las reglas de la Iglesia, que prohibían las segundas nupcias si un cónyuge aún vivía (el exmarido de Parker Bowles), se casaron. De ahí en adelante, las cosas mejoraron para la feliz pareja; contaban con el apoyo de la reina y su pueblo por fin había aceptado el matrimonio, pasando a demostrar su afecto a Camilla, quien a pesar de su temor inicial, pasó a comprender su nuevo rol en la sociedad británica.