Trump rompió el protocolo durante su encuentro con la reina Isabel II y la hizo enfurecer

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le faltó el respeto a la reina Isabel II, durante su visita al palacio de Windsor para tomar el té.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le faltó el respeto a la reina Isabel II, durante su visita al palacio de Windsor para tomar el té.

La corona británica tiene una serie de reglas que se deben cumplir sin excusas y dan forma al protocolo. Una de ellas indica que no se le puede dar la espalda a la reina y que, al caminar a su lado, está prohibido ubicarse dos pasos por delante de ella.

Esta regla fue irrespetada por Trump cuando se realizaba el acto de "pasar revista" a las tropas, pues la reina dirigió al mandatario hacia el lugar donde debían comenzar a pasar revista, cuando, para su sorpresa, el presidente estadounidense comenzó a andar sin esperarla y sin seguir sus indicaciones.

 

Ella quedó atrás y él, al no ver dónde se encontraba la regente, se detuvo, esperando que apareciera y buscándola con la mirada.

Trump, quien llegó a Windsor acompañado de su esposa Melania cometió su primer error al saludar a la reina, ya que no se inclinaron o hicieron reverencia alguna para saludar a Isabel II, y optaron por un simple apretón de manos.

La visita de Trump al Reino Unido estuvo plagada de problemas. Es que además de las declaraciones desafortunadas del presidente estadounidense y los problemas protocolares, tuvo que enfrentar el rechazo de un gran grupo de opositores a su gobierno.

 

Te recomendamos en video