Padre de Meghan Markle habla de los errores que lo dejaron fuera de la Boda Real

Thomas Markle habla por primera vez después de la boda de su hija

En su primera entrevista después de la Boda Real, Thomas, el padre de Meghan Markle, ha conversado con "Good Morning Britain", y habló sobre los errores que lo dejaron fuera del día más importante en la vida de su hija. El ex trabajador de Hollywood, confesó que las cosas se salieron de control, y una semana antes de la boda todo se complicó aún más cuando se conoció que había recibido dinero por dejarse fotografiar por algunos paparazzis.

Después de varios días de rumores y de informes sobre una cirugía de corazón, el Palacio de Kensington confirmó que Thomas no asistiría a la boda, asegurando que era por razones de salud.

"Me di cuenta de que era un grave error. Es difícil recuperarlo".

Estas fueron parte de las declaraciones de Thomas en referencia a las fotografías. En esas imágenes el padre de Meghan Markle, aparenta estar leyendo un libro sobre el Reino Unido y buscando artículos sobre su hija y el príncipe Harry. Él estaba seguro que esto lo ayudaría a mejorar su reputación, y que no tenía ninguna intención de ganar dinero con estas imágenes.

Meghan Markle

 

"Durante el último año, las fotografías mías siempre fueron despectivas. Tomarían fotos de mi mano agarrando la cerveza, me tomarían fotos subiendo a mi auto, sacando la basura, me tomarían fotos comprando un inodoro y haciendo un gran negocio. todo tipo de imágenes que me hacen parecer negativo".

Markle pensó que seria una buena manera de mejorar su aspecto ante el mundo, pero admite que todo se salió de control, perdiendo la oportunidad de llevar a su hija hasta el altar. Thomas asegura haber pedido disculpas por su comportamiento, sin embargo ya era demasiado tarde.

"No hice esto por dinero, hice esto para cambiar mi imagen. Durante un año entero, me presentaron como un ermitaño escondido en México. Estaba buscando cambiar mi imagen y, obviamente, ese fue un error".

Meghan Markle

La ausencia de Thomas pareció no importarle mucho al mundo, en su lugar el príncipe Carlos fue el encargado de acompañar a Meghan Markle a su encuentro con Harry ante el altar. El propio padre de la novia asegura que no puede tener mejor reemplazo, aunque admite que sintió celos del heredero a la corona británica por haber caminado junto a su hija. El remordimiento parece acompañar al ex trabajador de Hollywood.

"Lo desafortunado ahora es que soy una nota a pie de página en uno de los mejores momentos de la historia en lugar de que un papá pasee a su hija por el pasillo. Fue un momento muy emotivo. Lamenté porque realmente quería llevarla por el pasillo. Pero estoy agradecido por cómo fue todo".