El fantasma de un Príncipe que murió en 1892 aparece en la nueva casa de Meghan y Harry

No todo es perfecto en la vida de recién casado de Meghan y Harry y ahora deben enfrentarse a un energía del pasado en su nuevo hogar.

Desde que la actriz Meghan Markle se casó con el Príncipe Harry, todos queremos saber cómo será su vida de casados y donde vivirán. Recientemente fue revelado que los ahora Duques de Sussex vivirán en una casa de campo que les obsequia a mismísima Reina Isabel II, se trata de la Sandringham House, que hasta el momento de la boda era utilizada como la oficina de bienes. Pero ahora será convertida en una lujosa residencia para la pareja, pero hay algo oculto dentro de ella.

Esta casa de campo fue una herencia que le dejó el Rey Jorge a su hija Elizabeth cuando murió en 1952, antes de eso era la vivienda de los padres de Jorge, el rey Jorge V y la reina María. Los abuelos de Isabel II vivieron allí hasta 1925, cuando falleció la madre de Jorge V, la Reina Alexandra, bisabuela de la reina actual.

Ella hizo vida allí con su hijo Alberto Víctor, que murió a la temprana edad de 28 años, en 1892, víctima de una terrible neumonía. Por 33 años, la abuela de Isabel II, conservó la habitación de su hijo intacta hasta el momento de su muerte, desde entonces se cree que la presencia del joven nunca se fue.

Ahora Meghan y Harry deberán comprobarlo por ellos mismos, cuando empiecen a habitar su nueva casa.