La drástica transformación de Dakota Johnson para su nueva película

La protagonista de 50 sombras, cambia el "bondage" por el terror.

En los últimos años hemos visto como Dakota Johnson ha cautivado con su personaje de Anastasia Steele en la trilogía, 50 sombras. Sin embargo ha llegado el momento de probar con nuevos géneros cinematográficos, y ha decidido arriesgarse a formar parte de un nuevo proyecto que llegara a las salas de cine en noviembre de 2018. Un remake de la película Alarido de Dario Argento de 1977, que lleva por nombre Suspiria.

Jhonson ha apostado a un drástico cambio al dejar el "bondage", por el cine de terror. Esta nueva película esta dirigida por Luca Guadagnino. La afamada actriz no es el único nombre importante que aparecerá en los créditos, Tilda Swinton (Isla de perros), Chloë Grace Moretz (Malditos vecinos 2) y Mia Goth (El secreto de Marrowbone) también forman parte del elenco. Jessica Harper, protagonista de la cinta original también ha confirmado para esta nueva versión del film.

Suspiria es un nuevo proyecto al que apuesta Amazon Studios, y cuenta la historia de una compañía de danza de gran renombre. El director artístico del lugar, una joven y ambiciosa bailarina, y un psicoterapeuta sucumbirán a esta pesadilla. La música de la cinta fue compuesta por Thom Yorke, el legendario vocalista de Radiohead.

Dakota Johnson interpretara a Susie Bannion, una bailarina americana que viaja a Friburgo para entrar en una de las escuelas de danza más prestigiosas del mundo. El mismo día en el que ingresa, una de las alumnas recientemente expulsadas, Pat Hingle, es asesinada. La protagonista descubrirá que no es un hecho aislado y comenzará a investigar la gestión de la escuela. Además, una de sus compañeras le revelará que, antes de morir, le confesó un terrorífico secreto.

Dakota Johnson

Según una entrevista que la protagonista de esta historia dio a Elle, el film la afecto tanto emocional y psicológicamente, que debió asistir a terapia para aprender a sobrellevar las consecuencias de la historia. Si a ella le afecto, imagina como saldremos nosotras de las salas de cine el próximo mes de noviembre.