Estrella de Harry Potter se casó y no nos enteramos

El interprete del personaje Neville Longbotton, se casó y lució muy sexy.

Matthew Lewis, actor reconocido por su papel de Neville Longbotton, en la franquicia cinematográfica de Harry Potter, ha publicado una fotografía de su boda con Angela Jones. Aparentemente, Matthew Lewis tiene mejor suerte en el amor que la que pudo tener su recordado personaje en el cine. Su ahora esposa es una blogger estadounidense de estilo de vida.

La estrella británica compartió en su cuenta de Instagram una imagen en la que se deja ver a su esposa luciendo un hermoso vestido de encaje blanco, y que ha titulado 'GBUS'. Por su parte, el actor lució un esmoquin negro y corbata de lazo para su día especial. El vestido de la novia fue de satén blanco ajustado, con detalles de encaje en el corpiño. También llevaba un bouquet de rosas blancas, mientras se tomaban fotos en un hermoso jardín.

🇬🇧🇺🇸

A post shared by Matthew Lewis (@mattdavelewis) on

Matthew propuso matrimonio a Angela en noviembre de 2016, luego de que ella saliera de una tormentosa relción que termino en divorcio. En aquel momento TMZ estuvo al tanto de lo sucedido e informo al respecto. La pareja se conocio en un evento en Magic World, en Universal Studios Orlando, en enero de ese mismo año. Un portavoz de la pareja aseguro que ambos se encontraban muy enamorados y en julio de 2017 pusieron fecha a la boda.

La relación se mantuvo alejada de los radares, y la estrella de cine mantuvo alejada de la exposición a Angela. Haber interpretado un exitoso papel en Harry Potter, una de las franquicias cinematográficas más populares y exitosas, lo convierte en un blanco seguro para los paparazzis y todos los medios internacionales. Su drástica transformación física también llamó mucho la atención, cuando en la película final 'Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte II', el público comenzó a darse cuenta que no lucía como un nerd, y Neville empezaba a madurar como personaje.

Matthew Lewis sabía que el cambio físico iba a ser notorio, pero confiesa que jamás lo vio como una manera de llamar la atención, simplemente se sentía mucho mejor con su aspecto y sabía que las cosas podían ser geniales.

"Tenía 21 años, yo estaba como: sí, esto será genial. Nunca se pretendía que fuera un: oye todo el mundo, mírame. Y obviamente, mucha atención se centró en eso, algo que no esperaba en absoluto. Nunca me he considerado apuesto en absoluto. Solo promedio".