Morgan Freeman responde sobre denuncias de acoso sexual: "Nunca fue mi intención”

El legendario actor Morgan Freeman asume un cúmulo de denuncias de acoso sexual que deja en entredicho su integridad moral

El famoso actor Morgan Freeman tiene en entredicho su integridad moral tras ser acusado por cometer acoso sexual. Un total de 16 personas, entre víctimas y testigos, dan prueba de los abusos del actor en una investigación desarrollada por la cadena internacional CNN.

"Cualquiera que me conoce o ha trabajado conmigo sabe que no soy alguien que intencionalmente ofendería o haría sentir incómodo", dijo Freeman a través de comunicado que ha citado la agencia AP.

Freeman, que el próximo 1 de junio cumplirá 80 años de vida, despide los 70 con estas acusaciones que flaco favor hacen a su galardona y exitosa carrera.

"Me disculpo con cualquiera que se haya sentido incómoda o irrespetada, nunca fue mi intención", respondió Morgan Freeman ante las acusaciones.

Morgan Freeman Acoso Sexual

De esas 16 personas que señala CNN un total de ocho manifiestan haber sido víctimas de acoso sexual del propio actor, el resto de identifica como testigo de los abusos. Varias de esas acusaciones resaltan abusos durante varias producciones cinematográficas en las que participó el actor.

Una de las primeras en destapar la olla de acusaciones es una joven ex asistente de producción de la película ‘Going In Style’, protagonizada por Morgan Freeman, Michael Caine y Alan Arkin. La joven ha señalado una escena en la que el actor Alan Arkin habría interferido salvándola de las manos de Freeman.

La joven afirma que Morgan Freeman la sometió a comentarios inapropiados sobre su forma de vestir y algunos tocamientos, como en la parte baja de su espalda que frotaba o tocaba periódicamente. Una escena fue determinante. Cuenta que Morgan "siguió intentando levantar mi falda y preguntándome si llevaba ropa interior", pero ella hacía resistencia hasta que "Alan [Arkin] hizo un comentario diciéndole que parara. Morgan se asustó y no supo qué decir".

Otra acusación viene de parte de una de las productoras de la película "Now You See Me", quien señala, que tanto ella como su asistente eran sometidas al acoso sexual de Freeman.

"Comentó sobre nuestros cuerpos. Sabíamos que si él venía. no debíamos usar blusas que mostraran nuestros pechos, no usar pantalones ajustados, es decir, no usar ropa que estuviera ajustada", dijo la productora.

Morgan Freeman se somete ahora al escarnio público y tendrá que asumir las consecuencias sociales y legales, si así lo determina la justicia, de su presunto acoso sexual.

Desde el año pasado, decenas de actrices y trabajadoras del mundo del cine y la televisión se han incorporado a las filas de los movimientos Me Too y Times’ UP que apoyan la equidad de géneros, pero también denuncian el acoso sexual en la industria del séptimo arte.

 

Te recomendamos en video