Los momentos más rebeldes del príncipe Harry antes de llegar al altar

El príncipe Harry, hijo menor de Diana de Gales y el príncipe Carlos, ha sido conocido siempre como un rebelde sin causa.

El príncipe Harry, sexto en la línea sucesoria de la casa real británica, ha sido siempre un rebelde sin causa, muchos aseguran que lo heredó de su madre Lady Di.

En los últimos meses, el segundo hijo de la desaparecida princesa Diana y el príncipe Carlos ha mostrado una nueva faceta más seria, tras su compromiso y posterior boda con Meghan Markle.

Pero antes de convertirse en el Duque de Sussex, Harry ha dejado imborrables memorias para recordar que es un rebelde.

Muchos medios reseñaron en 2004 el enfrentamiento entre el príncipe y unos paparazzis que lo esperaban a la salida de un club nocturno sobre las tres de la madrugada.

Harry pelea paparazzi

En ese momento, Harry se defendió alegando que el fotógrafo se había acercado mucho a su cara.

En el 2012, el príncipe revolucionó Internet cuando aparecieron un par de fotografías donde aparecía desnudo durante una fiesta en un hotel en Las Vegas.

Principe Harry desnudo

El entonces soltero de 27 años, se mostraba muy alegre y bien acompañados por un par de jovencitas desnudas.

En ese mismo año, el hijo de Carlos de Inglaterra cumplió servicio militar durante 4 meses en Afganistán, se dijo en ese entonces que era parte del castigo por su conducta.

Principe Harry Afganistan

El pelirrojo de ojos azules, también dejó sin palabras a la familia real al besar en la mejilla a un amigo homosexual para demostrar su apoyo a la comunidad LGBT.

La seguidilla de travesuras del príncipe Harry parece haber llegado a su fin tras contraer matrimonio con la actriz norteamericana Meghan Markle.

principe Harry Usain Bolt

A pesar de su nuevo estatus, nunca se olvidarán sus travesuras, particulares amistades, las fiestas interminables y las muestras de cariño en publico con sus ex novias.

principe Harry bailando

Sin duda, el príncipe Harry tiene un espíritu rebelde que causa sorpresa y admiración a la vez, quizás es la mejor herencia de su madre.