El príncipe Harry y Meghan Markle donaron las flores de su boda a los pacientes de un hospicio.

Los nuevos Duques de Sussex quisieron compartir un detalle floral de su boda con los pacientes de un hospicio.

Un regalo digno de admirar

Los pacientes del Hospicio de San José en Londres recibieron un regalo especial después de la boda real.

Según reporta la revista People, el príncipe Harry y su esposa Meghan, ahora Duques de Sussex, regalaron al hospicio algunas flores de su boda.

El regalo estaba integrado por los ramilletes que decoraban la parte externa de la Capilla de San Jorge durante la ceremonia eclesiástica.

“Hoy tenemos una entrega especial. Hermosos bouquets hechos de las flores de la #BodaReal que entregamos a nuestros pacientes” publicó el hospicio en Facebook.

El texto estaba acompañado por la fotografía de una sonriente paciente que sostenía un ramo en sus manos.

“Un gran agradecimiento a Harry, Meghan y a la florista Philippa Craddock. Nuestro hospicio huele y se ve hermoso. Es un gesto adorable” continuó el texto.

Boda real flores

Siguiendo la tradición

Por otra parte, el bouquet de la novia fue enviado a la Abadía de Westminster para que reposara en la tumba del soldado desconocido, un tributo a los que murieron en la Primera Guerra Mundial y otros conflictos militares.

Esta tradición fue iniciada por la Reina Madre Isabel, en su matrimonio con el Rey Jorge VI en memoria de su hermano Fergus que fue asesinado en 1915 en la Batalla de Loos durante la Primera Guerra Mundial.

Entre las flores que se usaron para la decoración de la Capilla de San Jorge destacaron unas hermosas rosas blancas, favoritas de la desaparecida Diana de Gales.

En cuanto al sencillo bouquet de Meghan Markle, este estaba hecho con las flores que llevan por nombre “No me olvides”.

Te recomendamos en video: