Así fue el pastel utilizado en la recepción de la boda entre Meghan y Harry

Los ahora duques de Sussex se casaron el sábado sábado 19 de mayo en una ceremonia transmitida en el mundo entero

El pastel de bodas que utilizaron Meghan y Harry durante su recepción fue una imagen de su relación: fuera de la tradición monárquica pero con un toque tradicional británico.

El Palacio de Kensington compartió una imagen de la tan esperada tarta en Twitter y, como se esperaba, no fue escalonada. En cambio, la pieza central se dividió en tres piezas y cada una se colocó sobre un trono dorado.

La foto fue acompañada con la leyenda: "El pastel de bodas debe ser servido en la recepción. Fue diseñado por Claire Ptak y cuenta con jarabe de flor de saúco hecho en la residencia de la Reina en Sandringham de los propios árboles de flor de saúco de la propiedad, así como una esponja ligera torta única formulada para la pareja”.

pastel

"Un relleno hecho con Amalfi, cuajada de limón y crema de mantequilla de saúco une todos los elementos, el pastel está decorado con crema de merengue suizo y 150 flores frescas, principalmente británicas, y en temporada, incluidas las peonías y las rosas".

Los panaderos reales revelaron que estaban abandonando la tradición de un pastel de bodas escalonado. Claire Ptak, quien hizo la pieza central culinaria, dijo que la torta de limón y de saúco en capas tuvo tres partes de distintos tamaños.

"Es un ligero cambio con respecto a la tradición".

Ptak dijo que a la pareja le encantó el sabor dijo: "Les encantó. Intentaron una buena colección. Lo que me dijeron es que les encantaba la idea de la estacionalidad y la frescura".

Describió el sabor del pastel como un equilibrio de dulce y ácido, combinado con flor de saúco "etérea".

Te recomendamos en video