El Príncipe Harry y Meghan Markle se escapan al campo para disfrutar de su último fin de semana de soltería

A la pareja le encanta visitar el campo, por eso escogieron los Montes de Cotswolds como destino.

Faltan muy pocos días para la Boda Real. Finalmente llegará el 19 de mayo, la fecha escogida por el príncipe Harry y Meghan Markle para darse el 'sí', en la Capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor. Con tantos compromisos reales y los preparativos de la boda, la pareja ha decidido tomarse un fin de semana y se escaparon juntos, al campo.

El destino elegido por Harry y Meghan fueron los Montes de Cotswolds, situados al suroeste de Inglaterra y que ocupa cinco condados: Gloucestershire, Oxfordshire, Warwickshire, Wiltshire y Worcestershire.

Príncipe Harry y Meghan Markle

Un paisaje muy pintoresco se convirtió en el escenario perfecto para que la pareja se relajara. Un par de días alejados de tanto agite y stress era necesario para que se recargaran de energía, y así poder atender los detalles finales del gran día.

De acuerdo a unas declaraciones dadas por una fuente cercana a los futuros esposos a The Sun, la casa en la que se encontraban cuenta con cuatro habitaciones, una amplia cocina, grandes ventanales con una hermosa vista y un comedor abierto.

"El período previo a la boda ha sido bastante estresante para ellos y solo querían alejarse y relajarse antes del gran día. De vez en cuando les gusta escaparse al campo”.

Desde septiembre de 2017 se empezaron a realizar trabajos de remodelación para que estuviese lista en la fecha pautada para la boda. Además se instalaron cámaras de seguridad y sensores que se activan con el movimiento, para mantener segura a la pareja en su escape de amor.

Este fin de semana fue suficiente para que Harry y Meghan retomaran fuerzas. Ya están de vuelta en Londres, ajustando los últimos detalles de la ceremonia. Se conoce que el día antes de la boda, dormirán en lujosos hoteles por separado.

Por otra parte, el Palacio de Kensington se ha encargado de compartir más detalles de la celebración. Imágenes de las cocinas del Castillo de Windsor, lideradas por el chef Mark Flanagan muestran a todo el equipo trabajando en el banquete nupcial.

Mark también es el encargado de los canapés que se servirán en el cóctel que la Reina ofrecerá en St George’s Hall, mientras los recién casados recorren las calles de la ciudad y saludan al público.

El cocinero adelantó detalles de lo que será el banquete, y comentó que el Príncipe Harry y Meghan Markle han probado todos los platos del menú. Además, asegura que ambos quieren incluir los ingredientes de temporada en los platos.

“Verduras británicas de temporada. Sabemos que la pareja quería que nos asegurásemos de utilizar todos los productos locales como fuera posible. El buen tiempo nos está ayudando a que sea así".

 

El Príncipe Harry y Meghan Markle han estado muy involucrados en todos los preparativos, y el 19 finalmente verán su sueño hecho realidad. El mismo día de la boda, en la noche, los nuevos esposos asistirán a una cena, donde solo fue invitado un selecto grupo de doscientas personas. Se llevará a cabo en Frogmore House, y el anfitrión será el príncipe Carlos.