El escandaloso pasado que el príncipe Harry deja atrás al casarse con Meghan

Harry: el 'terrible boy' de la realeza

La adolescencia de Henry Charles Albert David quedó marcada por el divorcio de sus padres y la más dura ausencia. Su comportamiento no distó mucho del habitual para un menor de 13 años, que haya perdido a su mamá en un accidente de tránsito. Así Henry of Wales se convirtió en el terrible príncipe Harry.

Su boda con la actriz estadounidense Meghan Markle es el evento del año para la monarquía británica, que ve con buenos ojos la redención del sexto en la línea de sucesión al trono, tras años de escándalos.

Drogas, alcohol y fiestas llenaron las páginas de los tabloides ingleses, cuna del periodismo amarillista. El hijo menor de Lady Di tiene en su historial además comentario racistas, peleas con paparazzi y hasta un episodio de 'billar strip'.

Harry: un príncipe terrenal

Con 17 años de edad, en 2002, admitió fumar marihuana y tomar alcohol en exceso. De inmediato, la Casa Real suavizó sus declaraciones afirmando que sólo había experimentado sin ser un consumidor habitual.

Ese mismo año, su foto vestido de oficial nazi en una fiesta de disfraces conmocionó a Reino Unido, a días de que su abuela, la Reina Isabel II, conmemorara el 60 aniversario de la liberación de Auschwitz en la Polonia invadida por Hittler. Luego se disculparía calificando el incidente como “lapso de juicio”.

Dos años después protagonizó ebrio la pelea con un fotógrafo en las afueras de una discoteca de Londres. De nuevo, la monarquía lo disculpó argumentando que el paparazzi había agredido al príncipe cuando iba a abordar su auto.

En 2005, su profesora Sarah Fosyth demandó al colegio Eton College, que la despidió por asegurar que escribió una gran parte de la prueba de Harry para iniciar su entrenamiento militar. La docente ganó el juicio.

Fue fotografiado en 2007 tomando tragos de vodka durante sus vacaciones en Namibia. En enero de 2009, se filtró un video donde utilizaba un insulto racista para referirse a paquistaníes y otro término ofensivo.

Incluso fue acusado de crueldad contra los animales durante un partido de polo, luego que su caballo sufrió varias heridas y él siguió jugando. Y la cereza del postre, fueron las fotos de Las Vegas, en las que aparece completamente desnudo mientras juagaba 'billar strip' con un grupo de amigos.

Te recomendamos en video: