Kate Middleton debe seguir éstas rigurosas reglas si desea seguir siendo parte de la realeza británica

La llegada de Kate Middleton a la corono británica ha traído algunos cambios, pero existen tradiciones que debe seguir al pie de la letra.

Desde que Kate Middleton se hizo amiga del príncipe William en la universidad, e hicieron pública su relación, los medios internacionales han estado muy pendiente de su estilo y costumbres. Los looks y comportamiento de Kate han marcado un antes y un después en la historia de la corona británica.

A pesar de que la hemos visto muy segura en cada aparición pública, imprimiendo su estilo y personalidad a todo lo que hace, la Duquesa de Cambridge, tiene prohibidas ciertas actividades. La esposa de William, debe cumplir ciertas reglas, sin oponerse a nada. Te contamos cuáles son esas actividades.

 

Kate Middleton

 

No se le puede llamar Kate.
A pesar de que el mundo entero la llama “Kate”, por cariño, el protocolo real solo aprueba que se le llame por su título, “Duquesa de Cambridge” o por su nombre completo “Catherine”. Los diminutivos y sobrenombres no son aceptados en ningún contexto.

 

No puede trabajar.
Oficialmente, la Duquesa de Cambridge no puede trabajar aunque tiene un título en Historia del Arte, su título nobiliario no le permite ejercer su carrera.

 

Adiós a la prensa.
Su interacción con la prensa está prohibida. Los periodistas podrían tratar de abordar temas controversiales y para evitar inconvenientes, ella debe mantener muy poca relación con los medios de comunicación.

Kate Middleton

No puede ir de compras sola.
Aunque el estilo de Kate es muy propio y elegante, la Duquesa no puede ir de compras sola. Siempre debe estar acompañada, por lo menos de un oficial, que no deja de observarla en ningún momento.

 

Quedarse en la mesa.
Es una orden que no puede romper. Aunque Kate haya terminado su comida o simplemente decida retirarse, tiene prohibido levantarse de la mesa hasta que la Reina Elizabeth II haya terminado su plato.

 

No puede jugar Monopolio.
Según el príncipe Andrew, "Monopolio", fue vetado entre los "royals" porque es considerado un juego demasiado conflictivo. En consecuencia, la esposa de William puede jugar cualquier juego, excepto éste que es bastante popular alrededor del mundo.

 

Kate Middleton

No puede dar autógrafos.
A pesar de ser algo natural para las personalidades con mucha exposición, Kate Middleton, no puede firmar nada que no sea un documento oficial. Su firma es considerada de valor importante, y por esto no puede arriesgarse a que sea de dominio y conocimiento publico su letra. Por esto, nunca podremos tener un autógrafo de Kate.

 

Adiós a la política.
Por ley, debe mantener una posición neutral ante la política. Por lo que desde que es parte de la familia real, su derecho a votar fue suprimido, no puede ejercer su derecho al voto. Tampoco puede obtener ningún cargo público.

 

Comidas prohibidas.
Ni Kate ni otro miembro de la realeza puede consumir mariscos en sus comidas. Se dice que esto es una medida de seguridad que se tomo hace algunos años, para evitar que algún miembro de la realeza corra el riesgo de intoxicación.

 

Cero redes sociales.
La presencia en redes sociales de Kate esta prohibida, si desea hacerlo a título personal. Con toda la revolución de estas plataformas digitales, el Palacio de Kensington ha decidido, desde hace tiempo, abrir sus perfiles para notificar todo lo relacionado con William, Kate y Harry.