El regalo de un presidente al que la reina Letizia no se pudo negar

La reina Letizia goza de una bonita amistad con el Presidente de Portugal, país vecino de su natal España

La amistad entre España y Portugal

Uno de los países que más le gusta visitar a la reina Letizia Ortiz de España es Portugal, además goza de una muy buena relación con su Presidente, Marcelo Rebelo de Sousa, que sobrepasa los límites de la diplomacia y desemboca en una amistad entre las familias.

Precisamente, haciendo gala de esta bonita amistad, el Presidente de Portugal ha hecho un emotivo regalo a la reina Letizia o más bien dos regalos.

Entre el 16 y el 18 de abril pasados, el presidente Rebelo de Sousa desarrolló una visita de Estado a España, siendo recibido, como dicta la tradición diplomática, por el rey Felipa y la reina Letizia, sus amigos.

Letizia, Portugal, España

Es natural que en este tipo de encuentros diplomáticos haya intercambio de regalos, sobre todo con sellos culturales. Invitados y anfitriones hacen lucir sus gestos de cordialidad.

También lee: La reina Letizia se mantiene en silencio tras polémica sentencia a La Manada

Este encuentro sirvió para que el primer mandatario de Portugal hiciera gala de su gentileza., otorgando no sólo uno, sino dos regalos a la reina Letizia. El primero se trató de un par de pendientes que Letizia no tardó en estrenar.

Los usó en la cena de gala que el Presidente de Portugal ofreció en el Palacio Real de El Pardo, lugar donde se alojan los mandatarios que van de Visita de Estado a España.

Letizia, Portugal, España

Pero durante la cena,el presidente de Portugal enamoró a sus anfitriones con varias piezas de porcelanas de Vista Alegre, una destacada marca de vajillas de Portugal.

También lee: Qué pasará con las niñas si Felipe y Letizia se divorcian

Ante el encanto de la Reina, el Presidente de Portugal las ofreció como regalo, pero en el momento ni Doña Letizia ni Don Felipe admitieron el regalo. La insistencia de Rebelo De Sousa fue tal que los Reyes de España no pudieron negarse.

Al final de la noche se terminaron llevando a casa una ensaladera de vivos colores propios de Portugal con un precio estimado en 2.000 euros.

También lee

Te recomendamos en video: