En Ecuador recogen firmas para denunciar el plagio de los bordados otavaleños

La marca española Loewe fue denunciada por plagio de bordados otavaleños en sus prendas

Los bordados otavaleños se caracterizan por sus figuras andinas de representaciones con poncho y sombrero, de varios colores vivos. Estos son muy famosos en Ecuador, principalmente en los mercados artesanales de todo el país, elaborados en Otavalo, Imbabura. Sin embargo, la marca de moda de España España, Loewe, consideró a estos bordados ecuatorianos en sus prendas, el pasado septiembre, en su nueva colección Primavera Verano 2018.

Esto desató la polémica en un grupo de artistas ecuatorianos que mostraron su enojo porque señalan que se trata de un plagio y de apropiación cultural ecuatoriana. Sustentan estas afirmaciones tras leer las declaraciones de Jonathan Anderson, director creativo de Loewe, en una entrevista con la revista Vogue, en la cual se menciona que dicha colección estaba inspirada en varias partes del mundo omitiendo el nombre de Ecuador, lo cual consideran como un error intencional.

Joshe Ordoñez, diseñadora cuencana inició una campaña de recogida de firmas para “acabar con las prendas de Loewe que copian los diseños ecuatorianos”. “La marca española Loewe está pasando por encima del arte ecuatoriano, robando a los artesanos los clásicos diseños que les son propios culturalmente”, escribió en sus redes.

Pese a que Loewe asegura que destinará todos los beneficios que genere la colección a “promover la educación de las mujeres en comunidades marginales”, la diseñadora considera que “la marca (Loewe) no está acreditando a los artesanos en sus comunicados”.

 

Loewe

Además, Ordóñez muestra su gran preocupación que las autoridades locales pasen como desapercibido este tema y destaca que su lucha es “una gran oportunidad para mostrar al mundo los potenciales de una moda ecuatoriana que no está recibiendo el trato que merece”.

Según Joshe, otra de los atenuantes del caso es que la sede la UNESCO, en París, colaboren con esta polémica colección. “En la nota de prensa de Loewe, afirman que la UNESCO está apoyando a esta campaña”, argumentó.

La revista local COSAS, hizo un análisis del tema refiriendo que no sería la primera vez que gigantes de la moda utilizan ya sea diseños, modelos o dibujos de culturas sudamericanas sin darles ningún tipo de crédito. Uno de los casos más relevantes fue en el 2015, cuando la diseñadora francesa, Isabel Marant, lanzó una colección que contenía vestidos similares, en cuanto a silueta y bordados, a unos que usan las mujeres de Mixe, un pueblo en México. En este caso fue el estado mexicano el que presentó un reclamo y la diseñadora se disculpó y reconoció que los vestidos de esa comunidad efectivamente fueron su fuente de inspiración.

Pero la Ley ecuatoriana no respalda a los pueblos que elaboran estos tejidos por el simple hecho de que su marca u obra no está registrada ni protegida por derecho de autor, explicó el director del Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual, Santiago Cevallos, argumentando que este tipo de bordados también pueden hallarse en países como Bolivia y Perú por lo que no existe una violación estricta de derechos de autor.

El diseñador Saúl Endara Chiriboga y el personal shopper Patricio Nieto también mostraron su descontento en redes sociales.

Para Nieto, los diseños de la pasarela de Loewe van desde blusas, sacos y shigras de alta costura. Estas joyas textiles hechas a manos por nuestros artesanos, son parte de nuestra cultura que nos define como ecuatorianos y que nos representan en todo el mundo.

La petición de change.org reclama justicia social para las comunidades de artesanos en Ecuador: ofrecer una disculpa pública a los artesanos y pagarles por usar su propiedad cultural e intelectual, contempla la petición que lleva ya más de 5 mil firmas.