3 buenas razones para ser madre a tiempo completo

Es una decisión válida y muy importante, que hay que considerar bien.

Para nuestra generación es muy marcada la idea de “realizarse como persona”. Tener una carrera, tus propios intereses, y otro tipo de satisfacciones que las de ser ama de casa o madre.

Mientras todo esto está muy bien, cuando decides tener hijos tus prioridades cambian. Y mientras siempre es válido decidir continuar con tu carrera y organizarte para lograr esto, lo cierto es que la opción de quedarte en casa y criarlos hasta que sean más independientes también es a considerar.

Así como no debes sentir la presión social que te obligue a quedarte en casa, tampoco sientas la presión de no hacerlo. Es perfectamente válido y aquí hay tres muy buenas razones para ser madre a tiempo completo.

Siempre puedes volver al trabajo

Tampoco es que firmes un contrato que te impida volver a la vida laboral. Si tu prioridad es estar con tus chicos los primeros años, eso no significa que más adelante, cuando sean más independientes, no puedas retomar tu carrera si así lo deseas.

En muchas entrevistas de trabajo te preguntan por el tiempo que pasaste sin trabajar si es el caso. “Me quedé en casa a cuidar a mis hijos” es una buena respuesta.

Eso sin contar que hay trabajos que puedes hacer cómodamente desde casa si es que el dinero es un factor importante. En Francia es muy común, por ejemplo, que las mamás a tiempo completo cuiden también a los hijos de sus amigas y, claro, les cobren por este servicio.

Tú puedes ser su maestra

Dicen que algunas cosas no se aprenden en la escuela, sino en casa. Quizá sea importante considerar si esa educación la obtendrán tus hijos de de ti y tu pareja, o de una niñera.

Los momentos cotidianos son de las cosas que más recuerdan las personas de su infancia, así como la ausencia del padre o la madre. 

Por otra parte, los niños son grandes maestros. Nos enseñan a veces cosas sencillas de la vida que ya habíamos olvidado. ¿Quién aprovechará de estos momentos, ocurrencias y lecciones importantes de tus hijos si estás con ellos?: tú.

Es práctico

Si uno de los niños está enfermo, lo regresan de la escuela o algo pasa, aceptémoslo, es práctico que haya alguien en la casa que pueda ocuparse de solucionarlo. Tener el tiempo disponible para los momentos buenos y malos no solamente les dará una seguridad extra, a ti te traerá satisfacciones que no imaginas.

*

¿Alguna otra razón que se les ocurra por aquí?