12 geniales usos del café que sobró en el filtro

Ya preparaste y bebiste esa deliciosa taza de elixir de los dioses. Buenísimo, ¡ahora no tires lo que quedó en el filtro!

El café, esa bendita bebida que hace la vida mejor, tiene más usos de los que pensabas. Una vez que ya lo usaste, no tires lo que quedó en el filtro, ¡tiene  muchos usos en casa! Aquí tienes varios. ¿Conoces más?

  • Una vez cada diez días usa este café como abono para tus plantas. No más seguido, porque el café puede cambiar el ph de la tierra y quemar tu planta en vez de ayudarle. Además, cada dos semanas clava en tus macetas seis a siete cerillitos con la cabeza hacia abajo para ahuyentar a los parásitos y no deberías tener mayor problema.
  • Si tus ollas o sartenes huelen mal, frótalas con café usado y un poquito de agua, no solo las desodoriza, también las desinfecta.
  • Puedes hacer lo mismo con tus utensilios de cocina.
  • No tires el café a la basura sino en el fregadero, cuando acabes de lavar los platos frota un poco con él alrededor de la salida de agua y luego deja que se vaya por la tubería para evitar que ésta huela mal.
  • Si tienes pisos de madera, cada dos meses deja secar un poco de café usado y frota tus pisos con él (pero bien seco) Luego barre, así los bichos que se incrustan en el piso se mueren y huele rico.
  • Para lavar tus objetos de metal, usa esta misma técnica. No se rayan y evita que se vayan depositando manchas difíciles de quitar después.
  • Para quitarle el polvo a tus tapetes y alfombras, ponles el café todavía húmedo y después de unos minutos bárrelo bien o pásale la aspiradora.
  • Limpia con él los frascos o botellas que hayan contenido aceite o grasas y se les va a quitar más fácilmente.
  • También hace brillar los recipientes de vidrio.
  • Cuando hagas una fogata, lleva un poco de este material húmedo y mézclalo con carbón para echarle al fuego al final y que dure un tiempo más.
  • Si tienes pájaros, les puedes dar café usado en un platito, les gusta y es saludable. Funciona con las aves de corral, pero no lo intentes con aves exóticas sin consultar al veterinario.
  • Para que el refrigerador no se llene de moho si se va a quedar desconectado un rato, lávalo con agua con bicarbonato y luego pon en la charola de abajo café usado. Pon algo para que la puerta no se pueda cerrar.

Fuente: Y Pola cocina así