Lo que debes considerar al buscar departamento

Tomar en cuenta estos factores te hará más sencillo elegir tu próximo espacio.

Si actualmente estás buscando departamento, ya sea porque estás por independizarte o mudarte a otra ciudad, o sencillamente quieres un mejor lugar donde vivir, hay algunos factores qué hay que tomar en consideración para encontrar lo más cercano al bueno bonito y barato que nos satisfaga, así que no te saltes estos puntos:

Tus necesidades

Cada persona tiene preferencias distintas al momento de habitar su propio espacio. Revisa cuáles son tus prioridades en un departamento: amueblada o no, cuántas habitaciones, si espacios amplios o modestos, si una cocina bien equipada, un clóset grande, un cuarto que pueda adaptarse como estudio, si frecuentemente recibes visitas, ¿y tus gatos?, qué de la iluminación, si prefieres techos altos, si te mudas constantemente elige plantas bajas, por ejemplo.

Pero lo más importante: te tiene que gustar, ahí vas a vivir.

La ubicación

Generalmente se busca que el departamento quede cerca del trabajo o de las actividades que realices, que puedas hacerlo peatonalmente sería el máximo sueño realizado.

La zona debe ofrecerte vías de transportación, también revisa que el barrio sea seguro y tenga vigilancia, si está sobrepoblado y eso representa un problema para ti, que tenga accesibles establecimientos como supermercados, farmacia, lavandería, algún parque o cualquiera que necesites a la mano.

El presupuesto

Más que cuestionarte cuánto presupuesto vas a destinar en tu departamento, hay que tener clara una recomendación: la renta más los servicios no deben sobrepasar el 32% de tu ingreso mensual. Con este dato es más rápido poner los pies en la tierra y nos orienta hacia una oferta de acuerdo a nuestras posibilidades.

Siempre está la opción de compartir departamento para ahorrarte unos pesos y aspirar a un espacio ideal, con el precio de la convivencia a cambio.

Las instalaciones

Es importante revisar las condiciones en que se encuentra el inmueble donde vivirás: si cuenta con todos los servicios o los mínimos, si las instalaciones son seguras, en buen estado y que no represente algún riesgo para tu salud o integridad.

Una vez que estés decidida pon en práctica tus habilidades de observación y comunicativas para llegar a un buen acuerdo con la persona que debes tratar. Así como reunir los requisitos, estipular fechas para ocuparlo y vigencia, día y forma de pago, revisar escrupulosamente el contrato antes de firmar y poner lo mejor de ti para una relación basada en la confianza y la buena comunicación; porque algún día tendrás que intercambiar palabra con algún vecino y bueno, todas esas reglas de civilidad.

¿Qué otras consideraciones crees que haya que tener en cuenta?