Quiero vivir sola, ¿y ahora?

¿Quieres independizarte y no sabes por dónde empezar? Mira estos 10 consejos para tu lugar ideal.

A veces la cosquilla de salir de casa de los padres es tremenda. Una comezón que no va a quitarse hasta que te instalas, como reina, en tu nueva casa. Existen muchos motivos para querer independizarse y, aunque todos son válidos, llegan a un fin común: encontrar el lugar ideal. Aquí unos tips para encontrar un espacio perfecto para el recién mudado.

1. Location, location, location: es muy importante que busques en una zona que se ajuste a tus necesidades. Debes preguntarte qué tan cerca está de tu trabajo, de tu familia, qué hay cerca, si tiene problemas de agua, si es segura y, lo más importante, si es o no una zona que te haga feliz.

2. Haz listas: enlista primero qué es lo que es básico para ti en un departamento (luz, acabados, cuántos baños, etc.). Enlista las opciones que te gusten y, contra la lista inicial, checa cuántos criterios coinciden. Así es más fácil decidir.

3. Lápiz y papel: anota en un papel los números y teléfonos de los agentes o dueños de departamentos que quieras visitar. Así, no saturas tu teléfono y tienes más orden para encontrar opciones.

4. Un poco extra: checa cuánto piden de renta mensual y considera siempre un monto extra más de servicios. Así te no te vas con la finta y tienes un estimado claro de cuánto vas a gastar al mes.

5. ¿Viejo o nuevo?: pregunta por la antigüedad del lugar, eso te dará una idea del estado de cañerías, plomería, instalación eléctrica, instalación de gas, etc.

6. Papeleo: si estás en el proceso de búsqueda, ármate con copias de tu identificación oficial, comprobante de empleo, estados de cuenta. Pídele a tu jefe una carta de recomendación y ten números de contacto a quienes les puedan llamar para dar buenas referencias tuyas.

7. Tu opinión es la más importante: al dar este paso todo mundo va a querer decir algo del lugar, de la colonia, de los vecinos y demás, acuérdate que tú vas a vivir ahí.

8: Un guardadito: adicional a los gastos inherentes a la mudanza y renta, ahorra un poco para poder hacer reparaciones de emergencia. Al principio, en cualquier casa nueva, salen muchos detallitos.

9. Poco a poquito: no te saques de onda sí ves tu casa vacía o si tus muebles son los del patio de tu mamá (que te prestó por una temporada), poco a poco irás comprando cosas que necesitas y haciendo los proyectos que pondrán más chula tu casa. El chiste es no perder el interés y hacer un hábito de ir poniendo el lugar como a ti te gusta.

10. El que se enoja pierde: relájate, es un proceso y hay que estar calmado para tomar las mejores decisiones.

Diviértanse mucho buscando el mejor lugar, recién mudados. Si quieren saber más o escribirnos nos encuentran en Me mudé, ¿y ahora? o en nuestro twitter @memudeyahora