A una joven de 17 años tuvieron que extirparle la vesícula biliar después comer varias bolsas de papitas picantes

Un insólito caso impresionó a todos

Rene Craighead tuvo que someter a su hija de 17 años por someterse a una cirugía para que le removieran la vesícula biliar por comer demasiadas bolsitas de papas.

La joven compraba varias bolsas de  Hot Cheetos o Takis y llegaba a consumir hasta cuatro bolsas grandes a la semana. La familia comenzó a preocuparse cuando la menor se quejó de un fuerte dolor estomacal.

Los médicos señalaron el que las papas fritas fueron parte del problema de su dolor estomacal. Fue el doctor Cary Cavender, un gastroenterólogo del Hospital Infantil Le Bonheur quien indicó que debían extirpar la vesícula biliar.

Indicó que ha crecido la cantidad de niños que tienen este tipo de problemas con  los bocadillos picantes. “Probablemente vemos alrededor de 100 niños al mes, fácilmente” dijo.

El doctor aprovechó la oportunidad para aconsejar a los padres vigilar la dieta de sus hijos y equilibrarla con frutas y verduras.

Una bolsa no te provoca le daño, es la mala alimentación y el exceso de productos lo que te puede llevar a estos extremos.

También lee: Estos 5 riesgos de las golosinas en los niños te harán controlar su consumo

La empresa decidió lanzar un comunicado sobre el asunto

“Les aseguramos que los Takis son seguros para comer, pero deben disfrutarse con moderación como parte de una dieta balanceada. Los ingredientes de Takis, cumplen totalmente con las regulaciones de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. y todos los ingredientes están detallados en cada sabor en la etiqueta. Siempre verifiquen el tamaño de la porción antes de consumir”.

Te recomendamos en video: